En el marco de la Diplomatura en Estudios sobre Populismo e Identidades Políticas, que dicta la Universidad Nacional del Chaco Austral (Uncaus) junto a la Escuela de Gobierno y Negocios del Chaco Austral (ENCA) el mandatario abordó el término de populismo, realizó un análisis de su implementación en la política argentina y los gobiernos neoliberales.

El gobernador Jorge Capitanich dictó este lunes por la tarde el seminario virtual “Populismo: ¿pensamiento o praxis política?”, en el marco de la Diplomatura en Estudios sobre Populismo e Identidades Políticas, que dicta la Universidad Nacional del Chaco Austral (UNCAUS) junto a la Escuela de Gobierno y Negocios del Chaco Austral (ENCA).

Tras su exposición, el mandatario resumió: “Construimos la base conceptual del populismo, sobre la base de la existencia de una democracia pluralista, es decir, abierta, plural y democrática. n ningún momento negamos la pluralidad de voces, no estoy planteando el concepto autoritario o prescriptivo, sino que estoy dispuesto a dar el debate conceptual de las ideas con un nuevo modelo”.

Participaron el ministro de Gobierno y Trabajo, Juan Manuel Chapo, el director de la UNCAus, Germán Oestmann, el vicerrector Manuel García Solá, el director de la Diplomatura, Julián Melo y el coordinador de la diplomatura, Cristian Acosta Olaya.

Luego de lo que fuera un análisis ordenado por distintos puntos, a lo largo de más de una hora, Capitanich señaló que “la confrontación y la lógica política están en que el neoliberalismo asimila los intereses corporativos como intereses generales de la sociedad”, y en ese punto planteó: “Quieren gobernar para satisfacer intereses minoritarios y los derechos minoritarios entran en contradicción con los derechos de las mayorías”.

Su análisis continuó con que “en una sociedad abierta, plural y democrática, la disputa del poder es una disputa dinámica e intensa, en donde se plantea una pugna entre derechos e intereses, entre democracia versus corporaciones, democracia con la estrategia de regenerar y garantizar derechos y las corporaciones para conculcar esos derechos y expandir los intereses minoritarios”.

Al respecto expresó que “es clave la disputa política” y remarcó que el neoliberalismo “ha construido marcos mentales asociando al populismo con fascismo, autoritarismo, totalitarismo”.

En esa línea, consideró que “el neopopulismo basado en temporalidad, alternancia, pluralidad de voces, ejercicios de libertades no requiere ningún peligro para la sociedad. Requiere la mayor capacidad de voluntades que adscriban a esto. Eso transformará la humanidad. No podemos ser absorbidos por la hegemonía de base liberal que no te deja pensar”.

Asimismo, insistió “en los principios esenciales de matriz, atemporalidad, administración, alternancia, porque el populismo en definitiva puede ser un campo de transformación de la matriz hegemónica de base neoliberal, en una matriz democrática de competencia de cadenas de equivalencias alternativas”, concluyó.

La exposición

Partiendo de lo que definió como “un proceso de decantación” del término populismo, Capitanich se refirió al enfoque que brindó, desde una perspectiva de “promover y construir una matriz contra hegemónica al neoliberalismo”.

En primer lugar, el mandatario planteó la perspectiva a partir de la cual trabajar la temática del populismo. En segundo lugar, abordó la evolución histórica de las formas de construir y gobernar, las relaciones de poder. En tercer lugar, se refirió a la necesidad asimilar el populismo a la luz de la complejización de las sociedades modernas.

En cuarto lugar, el Jefe del Ejecutivo chaqueño abordó las formas y criterios que tiene la organización de la sociedad política”. En quinto lugar, las fuentes de poder contemporáneo y la hegemonía neoliberal y, en sexto, analizó el lugar del populismo como metodología de construcción de poder político en democracias complejizadas.

En séptimo lugar, finalmente el mandatario abordó la temática de Argentina y populismo.

Definiendo al populismo como “un modelo de construcción y administración de poder político que promueve la solidaridad: nadie se salva solo versus las variantes extremas del neoliberalismo que induce a un principio básico: el progreso de la persona humana depende de sí misma”, Capitanich explicó que “la hegemonía neoliberal puede confrontar con un modelo contra-hegemónico de base populista cuyos principios universales sean la justicia social, la protección ambiental y el progreso moral y espiritual de los pueblos del mundo”.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry