Tras acompañar al gobernador Jorge Capitanich en su visita a la sede central de la firma, el ministro anticipó que el próximo paso será la presentación del proyecto definitivo y el lugar de radicación, puatado para el 15 de diciembre. "Lo valorable es que va en línea con el esquema de sustitución de importaciones que impulsa el Gobierno Nacional", destacó.

El ministro de Industria, Producción y Empleo de la provincia, Sebastián Lifton detalló los avances de la negociación con la empresa brasileña Kagiva, cuya actividad principal es la producción de pelotas de fútbol, vóley y handbol. Así, anticipó que el 15 de diciembre estarán en la provincia las autoridades de la industria para presentar el proyecto definitivo para radicación y la definición de la localización de la planta. "Lo valorable de todo esto es que la actividad genera impacto ambiental cero, alta demanda de mano de obra y va en línea con el esquema de sustitución de importaciones que impulsa el Gobierno Nacional", resumió.

Este miércoles 24, una comitiva oficial encabezada por Jorge Capitanich, viajó al Brasil para visitar, junto al empresario local Darnes Kagiva Almeida, la industria de productos deportivos Kagiva que en marzo abriría sus puertas en Chaco. En una primera etapa la empresa brasileña fabricará pelotas de fútbol, vóley y handball; y en la segunda, la firma YVU, socia de Kagiva, confeccionará ropa deportiva para ciclistas.

Primeras aproximaciones
La negociación con la firma comenzó en el 2020 y como todo proceso de inversión lleva tiempo de análisis, decisiones y evaluación de los distintos contextos, nacional e internacional. Pero más allá de ello, con las autoridades de Kagiva, que fabrica Kagiva, Rainha y Topper (marca con la cual se produciría en Argentina) comenzaron las conversaciones hace algún tiempo más.

En esos primeros contactos, las partes convinieron en el déficit de producción de pelotas, ya que gran parte de lo que se consume en fútbol, vóley y handbol son productos importados de China o Pakistán y de allí la necesidad de generar producción nacional a gran escala. "A partir de su análisis, ellos entendieron que el mejor lugar de emplazamiento para una planta de estas características era el norte del país, nosotros los pusimos en conocimiento del régimen de promoción industrial y de incentivos al empleo; y a partir de allí la charla pasó a nivel de negociación, con lo cual ahora estamos estudiando las mejores localizaciones en el Chaco", detalló el ministro.

El próximo paso está previsto para el 15 de diciembre, cuando los representantes de la firma lleguen al Chaco para presentar el proyecto definitivo para la instalación de la planta y terminar de definir el lugar geográfico donde desembarcará la empresa. Las variables más determinantes para esta última definición tienen que ver con la logística y la mano de obra, ya que la producción involucra, en su proceso industrial, muchas actividades artesanales. "Demandará mucha manualidad y mucho empleo joven femenino. Es lo que pudimos notar en nuestras visita a la fábrica", puntualizó Lifton.

La firma planifica no sólo la producción de pelotas sino además, en una segunda etapa y con el ensamble de una de sus socias, indumentaria deportiva y calzado con lo cual terminaría de completar un proyecto más integral. "De todas maneras, la producción de pelotas es muy importante porque comienza con 200 trabajadores, en una primera etapa y tiene un proceso de expansión importante, que es difícil anticipar en la previa, pero tiene un potencial enorme", aseguró.

Claves para la radicación
Lifton consideró que la radicación de la planta irá en línea con el esquema que se viene impulsando desde el Gobierno Nacional, de sustituir importaciones y fortalecer la red de proveedores de insumos industriales local, que se vería muy beneficiada con el desembarco de la firma en el Chaco. La fabricación de pelotas, en principio, requiere resinas específicas y componente en PVC y no tanto cuero, como se utilizaba en años anteriores. La producción actual implica el uso de nuevas tecnologías, medidas y pesos específicos avalados por entidades como la FIFA, teniendo en cuenta que son productos que se utilizan en ligas profesionales.

En Brasil, algunas de las ligas están utilizando este tipo de productos con licencias específicas que requieren características muy particulares en cuenta al peso, pique y dimensiones. "Observamos una dependencia muy fuerte de la calidad artesanal de los trabajadores dentro de la planta, que funciona de manera sistematizada y en serie, a escala industrial, pero muy vinculada a la mano de obra", explicó el ministro. El dato no es menor, ya que uno de objetivos de la provincia es promover la creación de empleo registrado y esta actividad demanda mano de obra en grandes cantidades.

En este marco, el titular de la cartera productiva remarcó además que, alrededor del 70% de las personas empleadas en la planta de Brasil son mujeres, y esto ayudaría a atacar un "flagelo" mundial que tiene su réplica en el Chaco y se refleja en los niveles de pobreza que se registran entre las mujeres. Por otra parte, valoró el hecho que la producción no genera desperdicios industriales y efluentes que, si bien son cuestiones que se tratan a nivel actual, esta actividad tiene impacto ambiental cero.

Acuerdos a largo plazo
Lifton explicó que los acuerdos a firmar implican al menos cinco años, período que permite a la empresa acceder a los beneficios de exención impositiva. En el Chaco, a esto se suma el Programa Más Empleo, que bonifica parte de los salarios durante los primeros 24 meses del vínculo laboral, que debe ser formal y respetar los convenios colectivos de cada sector. El ministro indicó que "tenemos un acompañamiento muy fuerte de la Embajada, a cargo de Daniel Scioli, lo que se plasmó también en las negociaciones encaradas por el gobernador Jorge Capitanich y decantaron en el anuncio de nuevas inversiones de Santana Textil.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry