La industria manufacturera pyme continuó creciendo en septiembre y acercándose a sus niveles pre-pandemia. Ya hay cuatro sectores que lograron recuperarse y otros 7 en camino de recuperación.

Los principales motores de crecimiento en septiembre fueron la demanda por sustitución de importaciones de bienes de consumo y la demanda externa.

Las empresas consultadas manifestaron que encuentran problemas con las importaciones: por un lado, restricciones para ingresar piezas, partes e insumos, por otro, mayores obstáculos para pagarlas y finalmente, el incremento de los precios por parte de las navieras, entre otros motivos por la falta de contenedores a nivel mundial.

Según el Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP) elaborado mensualmente por CAME, el resultado de la producción industrial pyme de septiembre 2021, fue:

Frente a agosto 2021: cayó 0,7%, con la mayor baja en Indumentaria y textil (-12,8%), y las mayores subas en Material de transporte y sus partes (+3,1%) y Máquinas y aparatos eléctrico e informática (+3,1%). Cuatro de las 11 ramas relevadas cayeron y 7 subieron.

Frente a septiembre de 2020: la producción creció 21,6%, con las mayores tasas de variación en Calzado y marroquinería (+38,6%) y Material de transporte y sus partes (+35,6%). No hubo ningún sector con baja anual, y la suba más leve ocurrió en Maderas y Muebles (+2,1%).

Frente a septiembre de 2019: la producción creció 13,2%, con nueve sectores que produjeron más y 2 que produjo menos. El mayor aumento fue en Máquinas y aparatos eléctrico e informática (+26,3%), mientras que Calzado y marroquinería sigue siendo el de peor situación, pero achicando su brecha a solo -12,3%.

En el acumulado de los primeros nueve meses del año la industria pyme acumuló un alza de 24,6% frente a iguales meses de 2020 y de 0,4% frente a los mismos meses de 2019.

Rentabilidad: el porcentaje de empresas con rentabilidad negativa, pasó de 9% en agosto a 10,1% en septiembre (en julio había sido de 38%). Pero el 62,3% declaró tener rentabilidad positiva (suba mensual de 2,3 puntos) y el 27,2%, nula. El 10,5% restante negativa o nula.

Situación de la empresa: la proporción de industrias que declararon que su situación es mala o crítica alcanzó al 6%, el 35% la calificó como regular y 58% restante como buena.

La industria del Calzado y marroquinería creció 38,6% anual, aunque bajó 12,3% cuando se la compara con el mismo mes de 2019. Es el sector que mayor brecha mantiene en su producción frente a ese año (produjo 20% menos en los primeros nueve meses del año frente a los mismos meses de 2019). Si bien la demanda viene creciendo, especialmente en calzado escolar, deportivo y formal, aún es baja, y un indicador es el incremento en la demanda del servicio de reparación de calzado. Muchas familias buscan reparar antes de comprar y eso afecta a la industria. En el caso de marroquinerías y calzado de cuero, en septiembre hubo faltantes de insumos por reclamos ambientales por el impacto de las curtiembres.

En cuanto a Material de Transporte, la producción subió 35,6% anual en septiembre y 24,7% frente al mismo mes de 2019. En el acumulado del año, se ubica 28,5% por encima de igual periodo del año pasado y 3,8% debajo de dos años atrás. Algo del fuerte crecimiento se explica por la débil performance de agosto, ya que este rubro es muy dependiente de la confianza, y las elecciones retrasaron inversiones y pedidos de producción que se trasladaron a septiembre.

La producción indumentaria y textil creció 24,0% anual en septiembre, pero bajó 2,6% frente al mismo mes de 2019. En el acumulado del año produjo 5,5% menos que en iguales meses de 2019, aunque 40,7% más que en 2020. "Tuvimos inconvenientes para importar, no podemos pagar las importaciones ya confirmadas y en algunos casos, pagado el adelanto no podemos pagar el saldo para que despachen la mercadería", explicaron desde una industria textil de La Banda, en Santiago del Estero, y advirtieron que el stock actual de materia prima les alcanza para mantener operativa la planta solo un mes y medio más.

Papel, cartón, edición e impresión, después de un muy buen agosto, en septiembre el sector trabajó más tranquilo. Creció 26,5% anual y 19,9% frente a septiembre de 2019. En el acumulado del año la producción fue 21,0% mayor a los mismos meses de 2020 y 3,6% por encima de 2019. Las empresas trabajaron con el 67,3% de su capacidad instalada, pero las perspectivas hacia adelante son positivas.

La producción de Maderas y Muebles creció 2,1% anual y 0,6% comparado con septiembre 2019. En el acumulado del año, todavía está 8,7% debajo de 2019, aunque 19,3% por encima de 2020. Las empresas del sector coincidieron en que se registró una baja en los pedidos que podrían vaticinar meses más flojos en noviembre, diciembre y enero. Los precios tuvieron un aumento promedio de casi 4% en agosto, y algo similar volvieron a subir en septiembre.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry