La estrecha relación entre el Procurador General bonaerense, Julio Conte Grand, y el PRO quedó expuesta una vez más. Este mediodía, se filtró una imagen en la que se ve al jefe de los fiscales y defensores públicos provinciales almorzando con el expresidente Mauricio Macri en el restaurante Kansas, en Vicente López.

Tras el encuentro, la oficina de Conte Grand señaló que durante el encuentro Macri le transmitió su interés de convocarlo a trabajar en la Fundación FIFA.

La respuesta de la oficina de Conte Grand, según el portal Infocielo, subrayó que la foto no demuestra que exista un conflicto de interés, ya que Macri no registra ninguna causa en su contra en territorio bonaerense.

Sin embargo, sí existe una denuncia contra el procurador bonaerense por el armado de causas con el fin de perseguir a políticos, sindicalistas, magistrados y funcionarios durante el gobierno de María Eugenia Vidal, en consonancia con la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), encabezada por Gustavo Arribas, íntimo amigo y socio en la venta y compra de jugadores e fútbol del exmandatario.

El encuentro de este mediodía entre Macri y Conte Grand fue revelado por el periodista Pablo Duggan, quien lo publicó en su cuenta de Twitter.

Tras la revelación, las respuestas en las redes se multiplicaron, entre ellas, la del exjuez de la Cámara Federal y extitular del Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº 1 de La Plata, Carlos Rozanski, quien apuntó: "Corrupción y ostentación del poder real. Todo lo demás es verso".

La relación entre Conte Grand y la AFI de Macri y Arribas sumó otro capítulo en agosto del año pasado, cuando en medio de las denuncias por el espionaje ilegal, se conoció que la agencia de inteligencia había comprado, en Estados Unidos, 120 teléfonos celulares que fueron encriptados por el propio organismo y repartidos entre exfuncionarios y personas que no ejercían ningún cargo en el Gobierno nacional. Entre ellas estaba Conte Grand.

Un funcionario histórico del macrismo
Julio Conte Grand llegó a Procuración General bonaerense --jefe de los fiscales y defensores públicos-- desde un puesto político. María Eugenia Vidal lo postuló para ese cargo clave en el Poder Judicial mientras era su secretario de Legal y Técnica.

En su momento, el Centro de Estudios para la Promoción de la Igualdad y la Solidaridad (Cepis) realizó una presentación judicial para impedir su asunción al señalar la afinidad política del candidato y el incumplimiento de un requisito legal indispensable para ejercerlo: no contaba con dos años de residencia en la Provincia.

Antes de ser secretario Legal y Técnico de Vidal, Conte Grand había sido Procurador de la Ciudad, un cargo similar al de Procurador del Tesoro en la gestión nacional, o sea, el encargado de velar por los intereses del gobierno porteño. Cuando Conte Gran ejerció aquella función, Vidal era vicejefa de gobierno y Macri jefe de gobierno porteño.

La Comisión Provincial por la Memoria también denunció a Conte Grand por disponer el cierre y archivo del trámite disciplinario contra el fiscal general de Mar del Plata, Fabián Fernández Garello, investigado por su actuación como agente de la Dippba (Dirección de Inteligencia de la Policía Bonaerense) durante la última dictadura cívico militar.

"Fundó su decisión en meros formalismos y razones endebles que no sólo desconocen la gravedad institucional de este hecho sino que van contra las mismas obligaciones que tiene la Procuración", denunció la CPM.

La razón por la que Conte Gran continúa como Procurador General está relacionada a la correlación de fuerzas entre el oficialista Frente de Todos y el bloque opositor de Juntos por el Cambio en el Senado provincial.

Hasta las elecciones de noviembre pasado, la oposición contaba con mayoría en la Cámara alta, algo que se revirtió, por solo un voto. Lo que le impide al oficialismo votar un nuevo procurador sin el acuerdo de la oposición.

Precisamente durante la campaña electoral, Vidal --quien decidió no volver a presentarse como candidata en territorio bonaerense-- se encargó de hacer proselitismo a partir de una fake news que sostenía que los gobiernos nacional y provincial habían "liberado a miles de presos", una decisión que estuvo en manos del procurador general nombrado durante su gobierno.

"La impunidad con la que la exgobernadora exorgullosamente bonaerense miente en televisión roza lo impúdico", advirtió entonces la ministra de Comunicación Pública bonaerense, Jesica Rey, quien agregó: "Repite 'liberaron miles de presos' cuando fue su exsecretario Legal y Técnico devenido en Procurador, Conte Grand, quien firmó la resolución que lo indicaba".

Página 12

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry