La Organización Panamericana de la Salud (OPS) realizó una serie de recomendaciones destinadas al público general, y en particular a las personas con enfermedades no transmisibles, con el objetivo de facilitar información y mensajes claros sobre los riesgos asociados a COVID-19 y el manejo de la situación de salud.

Una de las preguntas más frecuentes en relación a este tema, es si las personas con hipertensión tienen mayor probabilidad de contraer COVID y la respuesta es que, especialmente las de mayor edad, tienen mayor probabilidad de presentar síntomas graves, que las personas que no tienen hipertensión. Y de acuerdo a lo que la OPS informa, la mayor tasa de muertes por coronavirus en el mundo, se da en las personas con hipertensión.

Las recomendaciones para evitar los contagios, son las que se aconsejan para todas las personas: el lavado de manos con frecuencia, evitar tocarse la cara, no tener contacto con una persona enferma, mantener la distancia correspondiente entre personas y mantener el uso de barbijo como protección en espacios cerrados.

En relación a qué es lo primero que debo hacer ante la aparición de los primeros síntomas como fiebre, tos, dolor de cabeza o cuerpo, malestar general, pérdida del gusto y/o del olfato, la OPS recomienda llamar de inmediato a un médico de cabecera, ya que hay otras razones además del COVID, que pueden estar haciendo que se sienta mal y, al tener hipertensión, muchas otras enfermedades podrían ser graves.

Es fundamental reconocer una urgencia por hipertensión arterial: cuando su tensión arterial aumenta por encima de 180/120 mm Hg, posiblemente presente dolor en el pecho, cefalea, dificultad para respirar o hablar, dolor de cabeza, cambio de visión o aumento de la confusión, es necesario llamar al médico/a de inmediato.

Por último, es necesario mantener los controles médicos programados y mantener el contacto con su médico o médica de cabecera, ante cualquier inquietud.

Es importante seguir tomando los medicamentos regulares como se lo hayan recetado y mantener una tensión arterial estable.

Asegurarse de contar con la medicación adecuada también ayudará a mantener la tranquilidad y seguridad que necesita, en caso de contraer la enfermedad.