El tenista -a quien le cancelaron la visa por segunda vez- quedará bajo custodia tras reunirse con funcionarios de inmigración del país oceánico, a poco del Australian Open.

El tenista Novak Djokovic vuelve a ser detenido nuevamente en Melbourne: quedará bajo custodia tras reunirse con funcionarios de inmigración de Australia, un día después de que las autoridades del país le cancelaran por segunda vez su visado por razones sanitarias y del orden público.

Según informaron medios como CNN y ABC de Australia, tras esa reunión (en un lugar que no se hizo público para evitar el "circo mediático"), el serbio de 34 años será detenido por las autoridades migratorias, aunque no podrá ser deportado hasta que se resuelva judicialmente el caso.

Por otra parte, Djokovic podrá reunirse con sus abogados bajo la supervisión de dos agentes de aduanas este sábado. A su vez, su situación quedó en manos del Tribunal Federal de Australia.

En una vista de emergencia tras conocerse la nueva cancelación del visado de Djokovic, el juez Anthony Kelly del Tribunal del Circuito Federal, informó que el caso será transferido al Tribunal Federal de Australia, que es una instancia superior.

Se espera que el proceso acabe antes del inicio del Abierto de Australia, que se celebra entre el 17 y el 30 de enero en la ciudad de Melbourne y en la que Djokovic espera obtener su décimo título y convertirse en el tenista más laureado de la historia con 21 Grand Slams.

Tras varios días estudiando el caso, el ministro de Inmigración, Alex Hawke, decidió al final de la tarde del viernes volver a cancelar el visado de Djokovic con la intención de expulsarlo del país, lo que también podría implicar la prohibición de volver durante tres años a Australia.

"Hoy he ejercido mi poder bajo la sección 133C de la Ley de Inmigración para cancelar el visado del Sr. Novak Djokovic basado en razones sanitarias y del mantenimiento del orden por ser de interés público", señaló el ministro en un escueto comunicado al remarcar que sopesó "cuidadosamente" la información proporcionada por las partes.

Djokovic viajó el 5 de enero a Melbourne desde España con una exención médica para no estar vacunado, al haber estado contagiado de la covid-19 recientemente, aunque en su llegada las autoridades de Inmigración le cancelaron el visado y lo detuvieron.

*TyC Sports

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry