La Feria Iberoamericana del Libro de Chaco en su modalidad mixta (presencial y virtual) continúa con una amplia agenda de actividades. Las mismas se realizan tanto en el Domo del Centenario de la ciudad de Resistencia como en las localidades de Barranqueras, Fontana, Charata, Sáenz Peña y Castelli. La docente e investigadora en letras Maia Bradford dejó sus impresiones sobre este evento cultural.

Trabajó en nivel secundario, hace doce años que es docente y hace ocho que está trabajando en la Universidad Nacional del Nordeste. Maia Bradford participa activamente en la Feria del Libro, hace presentaciones en distintos paneles y además cada día está presente en el predio recorriendo y mirando libros. A Maia es una divulgadora de autores, autoras y libros, por ello comenzamos esta charla preguntando qué está leyendo, al respecto comentó que como conoce pocos “lectores o lectoras que estén leyendo una sola cosa. Quienes sentimos placer por la lectura vamos picoteando diferentes libros al mismo tiempo. Ahora estoy leyendo Apegos Feroces de Vivian Gornick, Cuentos de Aurora Venturini, Poemas de Irene Gruss y el nuevo que publicó y tuvo la gentileza de acercarme Estefanía Ceballos, El hueso de la noche”.

 

Este domingo termina la Feria Iberoamericana del Libro Chaco (FIL). Organizada por la Fundación del Libro y la Cultura, y el Gobierno de la provincia del Chaco, a través del Ministerio de Educación, ECOM, y el Instituto de Cultura, y con el apoyo de instituciones como UNNE, UTN, UNCAUS, Fundación Mempo Giardinelli, SADE filial Chaco, y la Cámara Argentina del Libro.

 

Por estos días se están realizando varias actividades de forma presencial y virtual. Diversas propuestas con autores locales, nacionales e iberoamericanos con quienes se puede compartir en rondas de lectura, presentaciones, entrevistas, conversatorios y mucho más.

 

Los lectores escarban y buscan como topos las lecturas que les interesan. “Hurgando encontré algunas joyas”, desliza Maia. Al mismo tiempo agrega que siente pasión por leer, “me convoca mucho la lectura y me convoca poco las redes sociales o la televisión. Realmente siento necesidad de leer. En los días que estoy sobre cargada de actividades, el cansancio o la rutina pueden hacer que no lea todo lo que quisiera leer, pero la necesidad me lleva aunque sea a la noche antes de acostarme encontrar el momento para retomar la lectura”.

Maia comentó que hay que “celebrar que en un contexto tan complejo como el que vivimos se pueda realizar de manera virtual y presencial la Feria del Libro. Hay una política de estado que decide sostener, potenciar, financiar una actividad central como es la Feria. Nuestra ciudad tiene una tradición en torno a estas actividades que hacen a la celebración de la lectura en sus diferentes formas y manifestaciones. Esta es una oportunidad especial para acercar a las lectoras y a los lectores a este mundo tan fascinante de la lectura. No hablo de la literatura en particular porque aquí se abre un abanico de diferentes propuestas. Esta es una oportunidad única para acercarnos a la lectura en sus diferentes formas”.

Consultada sobre qué está viendo de particular en esta edición, comentó, “me parece que la feria es un evento pensado para todes. Hay propuestas para un espectro muy amplio, para toda la familia, uno puede encontrarse con ofertas muy ricas en actividades que pueden interesar desde los más chicos a los más grandes. Esta diversificación fue creciendo con el tiempo en la Feria. Ahora se convirtió en un evento cultural importante con todo el sentido que tiene estas palabras. Además hay una fuerte impronta de lo local, espacios para que nos podamos acercar más a nuestras autoras y a nuestros autores, a nuestros artistas, a nuestras historias, a nuestro presente, estas cuestiones me parecen importantes en este tipo de eventos”.

En esta edición de la Feria Iberoamericana del Libro Chaco 2021 Maia Bradford participa de mesas y paneles, conversatorios, además recorre el predio ferial como gran lectora. Al respecto agregó que es un privilegio participar de la feria de manera tan activa. “Para mí es un privilegio vivir la Feria desde estos dos lugares. Tengo la suerte desde que la organización me hayan convocado este año para presentar en este caso una actividad virtual y la otra presencial, este viernes estaré charlando de manera presencial con Dolores Reyes. Es un privilegio y una responsabilidad tener este trabajo. La virtualidad también es importante porque la feria hoy está siendo seguida por gente que no está en Resistencia, esa es una ventaja que nos dejó la pandemia, usar la tecnología en pos de la divulgación cultural”.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry