"Ahora te vas a callar y a no decir nada." Norberto Rodríguez, el hombre detenido por el femicidio de Liliana Beatriz Lezcano, amenazó con esas palabras a un compañero de trabajo al que llamó para que vaya hasta su domicilio y lo ayudara a "descuartizar el cuerpo" de su pareja.

El hombre logró escapar y contactó a otra compañera de trabajo, Florencia, con quien también se había comunicado el femicida y le había confesado que iba a "cortar y enterrar" el cuerpo porque temía ir preso.

Las escenas fueron relatadas por Florencia, en una entrevista con el canal C5N, esta mañana, a pocas horas del femicidio por el que la Policía Bonaerense detuvo a Rodríguez.

El hecho ocurrió este domingo, cuando Liliana Beatriz Lezcano, de 50 años, fue asesinada en su casa de San Justo, en el partido bonaerense de La Matanza, y la Policía detuvo a su pareja, a quien consideran el principal sospechoso del crimen.

Según relató la compañera de la cooperativa de limpieza en la que trabajaban, fue ella la que cortó el teléfono con el femicida para llamar a la Policía.

El teléfono de Florencia sonó cerca de las 6.30 de la mañana. "Tengo un muerto en mi casa", le dijo el femicida de 45 años. Ante la consulta de qué había pasado, el relato de Rodríguez fue que habían consumido cervezas, pastillas, cocaína y marihuana. "Me acosté y cuando me levanté estaba 'Lili' muerta", le relató Rodríguez mostrándose inocente. El femicida le aseguraba que la mujer se había matado.

Sin embargo, luego de eso le confesó a su compañera que "no quería ir preso" y su plan de descuartizar y enterrar el cuerpo. Tras escuchar de boca de Rodríguez que la iba a "cortar y a enterrar”, Florencia dijo que le pidió que espere y llamó a un jefe de la Policía de La Matanza para que enviara una patrulla al domicilio.

El jefe policial le pidió que lo calmara por lo que Florencia dijo que volvió a llamar a Rodríguez para entretenerlo y pedirle que no se fuera. "Si viene la policía, les tiro", le contestó el hombre. Al arribar, los efectivos hallaron a Lezcano muerta, sobre un charco de sangre en su dormitorio y se llevaron detenido al hombre de 45 años.

"Estaba viviendo una película de terror"

Florencia, en diálogo con C5N, contó que cuando cortó el teléfono con Rodríguez recibió la llamada de otro compañero de trabajo, José Luis, quien le contó que minutos antes también había recibido una llamada. Florencia relató que José Luis alcanzó a ir hasta la casa del acusado cuando éste le pidió ayuda y que vio que tenía un arma tumbera y que estaba el cuerpo de Lezcano en una habitación. En ese momento, le dijo: "Ahora te vas a callar y a no decir nada".

Finalmente, José Luis logró escapar de la vivienda y la llamó a Florencia, quien le dijo que ya había mandado a la policía a la casa. "No sé por qué me llamó a mí. Estaba viviendo una película de terror", lamentó Florencia en diálogo con el canal de noticias al explicar que conocía a Rodríguez hace solo cuatro meses y que nunca había entrado a su domicilio.

"Tengo hijas y amigas mujeres. La vi cuatro veces a Lili y era una buena persona, me pongo en el lugar...no puedo creer que pase esto todavía con las mujeres", lamentó entre lágrimas.

Las fuentes policiales señalaron que, a simple vista, la mujer presentaba múltiples lesiones que se creen fueron provocadas por armas blancas de fabricación casera tipo "faca" que se secuestraron en el lugar, al igual que una escopeta "tumbera" con cartuchos 12/70.

La causa quedó a cargo del fiscal Federico Medone, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Temática de Homicidios del Departamento Judicial La Matanza. En tanto, el fiscal Medone interrogaba este mediodía a Rodríguez por el delito de homicidio agravado por el vínculo, femicidio, que prevé una pena de prisión perpetua.

Página 12

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry