Desde el Servicio Meteorológico Nacional adelantaron que los milimetrajes esperados "no serán importantes", aunque podrían darse descargas considerables localmente. El viernes comenzarán a mejorar las condiciones con máximas en torno a los 26°C para el fin de semana.

Desde el Servicio Meteorológico Nacional estiman que a partir de mañana se producirían precipitaciones en el sur y sudoeste chaqueño

El meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional, Marcelo Ceballos, anticipó que a partir de este jueves se espera un cambio en las condiciones del tiempo, con altas probabilidades de chaparrones y precipitaciones a partir de la tarde y hacia la noche. "La tormenta de Santa Rosa viene demorada", dijo, teniendo en cuenta que la fecha se conmemora el 30 de agosto y en más de una oportunidad vino acompañada por fuertes tormentas, asociadas a ráfagas de viento importantes y caída de granizo.

"Este año no se produjo; es más, por el contrario, las últimas jornadas vienen desarrollándose con altas temperaturas y algunas ráfagas del sector norte pero la cosa va a cambiar a partir de este jueves", señaló en declaraciones a Radio Provincia. El especialista aclaró además que los milimetrajes que se esperan "no serán importantes", pero además el área de cobertura donde eventualmente se producirán estos fenómenos climáticos no abarcan a toda la provincia.

Ceballos destacó que habrá un cambio en la dirección del viento, que rotará hacia el sector sur, generará un "descenso de las temperaturas máximas en un rango de los 10°C para ubicarse entre los 26 y 28°". Las estimaciones del Servicio Meteorológico Nacional señalan que en los sectores que podrían verse más afectados por las tormentas, sur y sudoeste provincial, no se esperan precipitaciones con registros superiores a los 20 milímetros. No obstante, no se deben descartar que, en lugares puntuales, las tormentas descarguen más agua que la esperada. Según el organismo nacional, a partir de el viernes las condiciones del tiempo comenzarán a mejorar y se mantendrían así por el resto del fin de semana.

Escases de lluvias
En cuanto al mediano plazo, el especialista del Servicio Meteorológico Nacional recordó que en zona del Chaco se han producido, históricamente, tormentas muy fuertes en la época estival, aunque fundamentalmente en la primavera y el verano. "En este período que vamos a tener a partir del inicio de la primavera aumenta la frecuencia de tormentas que pueden ser muy fuertes: esto significa que, además de ráfagas de viento, pude producirse una fuerte actividad eléctrica y precipitaciones localmente importantes", detalló.

A la vez, marcó que septiembre "no es un mes de gran caudal de precipitaciones". De hecho, estadísticamente hablando, la media de precipitación en este mes no supera los 70 milímetros. Para este año, se prevén precipitaciones "por debajo de lo normal" para septiembre, octubre y noviembre; con temperaturas normales o por encima de lo normal. "En general, las precipitaciones no serán importantes, más allá de lo que pueda ocurrir puntualmente en algunos lugares; incluso, los informes que existen indican que el "efecto Niño", que se caracteriza por generar muchas precipitaciones no se produciría", cerró.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry