Se trata de la declaración que brindó en el juicio al represor, donde cuenta los padecimientos cuando estuvo alojado en Arana. Será en el marco del juicio oral y público que se les sigue a Miguel Etchecolatz y Julio César Garachico.

El Tribunal Oral Federal (TOF) 1 de La Plata proyectará el próximo lunes los registros audiovisuales de los testimonios brindados en el 2006 por el albañil desaparecido Jorge Julio López y la sobreviviente ya fallecida, Nilda Eloy, en el marco del juicio oral y público que se les sigue a los represores Miguel Etchecolatz y Julio César Garachico.

El ex director de Investigaciones de la Policía bonaerense, quien ya cuenta con ocho condenas por genocidio; y Garachico, exjefe del servicio externo de la Unidad Regional de La Plata, son juzgados desde el 30 de agosto último por el secuestro, tortura y muerte de siete personas en el centro clandestino "Pozo de Arana" que funcionó en cercanías de La Plata durante la última dictadura cívico militar.

Etchecolatz está imputado como coautor mediato de los delitos de privación ilegal de la libertad, torturas y homicidio calificado en perjuicio de Norberto Rodas y Alejandro Sánchez.

En el caso de Garachico se le imputó ser coautor inmediato de los delitos de privación ilegal de la libertad y torturas en perjuicio de Patricia Dell´Orto, Ambrosio de Marco, Norberto Rodas, Alejandro Sánchez, Francisco López Muntaner, Guillermo E. Cano y Jorge Julio López, en concurso real y responsable en calidad de partícipe necesario en los delitos de homicidio agravado en perjuicio de Patricia Dell´Orto, Francisco Ambrosio de Marco y Norberto Rodas.

Etchecolatz ya fue juzgado y condenado por el secuestro y torturas infligidas a López en el juicio que se le siguió en el 2006, por lo que en este juicio no se le imputó ese hecho; aunque sí es una de las imputaciones al otro represor juzgado.

Los testimonios de Jorge y Nilda

El testimonio de López que se proyectará el lunes próximo es el que brindó el 28 de junio de 2006, en el juicio que se le siguió a Miguel Etchecolatz, el primero que se celebró en el país tras la derogación de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida.

López desapareció el 18 de septiembre de ese año, cuando salió de su casa rumbo al centro de La Plata para escuchar la sentencia contra Etchecolatz, y desde entonces su paradero se desconoce.

El día que declaró en ese juicio que se celebró hace 15 años, López relató, ante el Tribunal que presidía el entonces juez Carlos Rozanski, las alternativas de su secuestro y cautiverio en cuatro centros clandestinos de detención ilegal.

La proyección de la declaración de López permitirá al TOF1 oír los padecimientos del albañil cuando estuvo alojado en Arana, quién lo torturó, con quiénes cumplió cautiverio y escuchar el relato de cómo fueron asesinados Patricia Dell'Orto y su esposo Ambrosio De Marco.

"Patricia (Dell'Orto) le gritaba ´no me maten, llévenme a una cárcel pero no me maten, quiero criar a mi nenita, mi hija´ y ellos no, la sacaron. Y van a ver ustedes si algún día encuentran el cadáver o la cabeza, que tiene el tiro metido de acá y le sale por acá... Buum otro tiro", contó Jorge Julio López aquel 28 de junio de 2006, mientras señalaba el centro de su frente.

El Tribunal proyectará también el testimonio que brindó Nilda Eloy el 22 de junio de 2006, en el mismo proceso que se siguió al excomisario de la Policía bonaerense.

Nilda fue secuestrada a los 19 años, el 1 de octubre de 1976 cuando estudiaba Medicina en La Plata.

La mujer estuvo cautiva en los centros clandestinos de La Cacha, el Pozo de Quilmes, el destacamento de Arana, el Vesubio, El Infierno y la comisaría de Valentín Alsina, tras lo cual fue "blanqueada" como prisionera y alojada en el penal de Devoto.

El testimonio de Nilda Eloy, junto al del albañil Jorge Julio López, fue clave para condenar por genocidio a Etchecolatz en el 2006.

Ambas declaraciones fueron precisas porque identificaban sus sitios de cautiverio, con quiénes compartieron detención, quiénes estuvieron presentes en sus sesiones de torturas y qué delitos vieron cometer; además de identificar puntualmente en dichos centros a Etchecolatz.

 

*Télam

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry