María, de 73 años, fue robada por tres personas cerca de la toma Unión, en la ciudad de Viedma, Río Negro. Entre lágrimas les avisó a los delincuentes que no tenía objetos de valor económico, pero igual le robaron la cartera y la billetera, con las únicas fotos que tenía de sus padres.

De un tirón se le sacaron la cartera de la mano, le cortaron un dedo, la tiraron al piso y se fueron corriendo.

"Pido que me devuelvan las cosas porque eran pertenencias mías, con la documentación. Tenía una billetera con las fotos de mi mamá y de mi papá... y así no puedo seguir", contó al medio NoticiasNet TV y se quebró emocionó al contar el valor sentimental de lo que le sacaron.

María dijo que conocía a los chico que le robaron. "Estaba subiendo la escalera para entrar a mi casa y me arrancaron la cartera, me tiraron al piso, me golpearon" y mostró que su campera tenía sangre, del golpe que le dieron.

La mujer realizó la denuncia y desde la fiscalía ordenaron que se revisen las cámaras del lugar para tratar dar con los tres violentos.

Fuente: Minuto1

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry