Dos hombres de 29 y 26 años fueron arrestados en las últimas horas según lo informó la Policía del Chaco, quienes habrían confesado ser los autores del asesinato contra Walter Giacomel, el forrajero de 72 años que fue hallado sin vida con un golpe en la cabeza el último miércoles en la mañana.

La investigación habría tomado iniciativa tras descubrir que en contexto del homicidio, los partícipes se robaron dos teléfonos celulares que pertenecían al comerciante, por lo cual se realizó el rastreo por GPS y se descubrió que uno de ellos fue dado de alta con otro número, pudiéndose identificar la dirección de la nueva titular de la línea.

Con este avance, desde la policía contaron que apersonaron en una vivienda ubicada en Irigoyen y Anselmo Palma, donde un joven de 22 años aseguró que el móvil fue comprado a un hombre de 29 años, lo cual habría quedado asentado como declaración ante las autoridades.

Posteriormente, indicaron que tras verificar imágenes de cámaras de seguridad y testimonios de otras fuentes, se conoció que la venta del celular se produjo el martes, y que el señalado participante estaba acompañado de otro hombre de 26 años, a quienes aseguran “se los había rondando la zona donde ocurrió el homicidio”.

De esta manera la situación se encaminó a una vivienda ubicada por calle Alem (entre Ricardo Rojas y Mathurin), donde detuvieron al hombre de 29 años y, luego de un allanamiento, encontraron el celular faltante, que habría sido confirmado por familiares de la víctima como de su propiedad. Luego, realizaron un allanamiento en calle Monzón al 800, donde aprehendieron al joven de 26 años y le secuestraron ropa junto a un hierro de 45 centímetros, el cual aseguran “tenía cabellos”.

Según consigna el informe policial, una vez arrestados, “ambos confesaron en las primeras declaraciones que fueron autores del hecho”, por lo cual, la Justicia determinó que sean notificados por “supuesto homicidio agravado”.

El hecho

Walter Giacomel de 72 años fue encontrado muerto el miércoles a la mañana en un galpón donde funcionaba su forrajeria, según informó la Policía, desde donde también indicaron que este “tenía un fuerte golpe en la cabeza”. Su muerte habría sido diagnosticada como “traumatismo de cráneo grave con hundimiento y fractura de cráneo provocado por terceros con elemento contundente”.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry