Un llamativo caso de violencia de género sucedió el viernes en un restaurante saenzpeñense. Un cocinero quiso degollar a su mujer, con quien trabaja. Fue en el local Rojo Bar y el agresor quedó detenido.
Ocurrió alrededor de las 21.40 cuando aún no regían las medidas sanitarias y los locales trataban de vender lo que más podían.

Efectivos del Cuerpo de Operaciones Motorizadas circulaban por calle 14, entre 13 y 15 del centro, cuando fueron alertados por transeúntes que en Rojo Bar una mujer requería presencia policial.
Los uniformados se entrevistaron con una señorita de 24 años, empleada del lugar, quien les explicó que se desempeña como cocinera del local gastronómico y que momentos antes había sido agredida físicamente por su compañero de trabajo, quien le colocó un arma blanca en el cuello y que todavía se hallaba en las inmediaciones.
De acuerdo a las características físicas y vestimentas del mismo, los policías lograron interceptar al individuo sindicado como autor, tratándose de un joven de 19 años, empleado del mismo comercio, domiciliado en el barrio Solidario. En poder del acusado se halló un arma blanca y se procedió a su secuestro. Se dio intervención a la comisaría Primera por razones de jurisdicción.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry