El presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, condenó hoy la muerte de tres israelíes en un ataque cometido ayer en una localidad cercana a Tel Aviv, mientras las fuerzas israelíes mantienen una incesante búsqueda para dar con los autores del crimen.

Abbas subrayó que el asesinato de civiles palestinos e israelíes "sólo lleva a un mayor deterioro de la situación" en un momento en el que "todos buscan lograr la estabilidad", y advirtió contra la posibilidad de que se use este "condenable incidente" para justificar ataques contra la población palestina, informó la agencia de noticias palestina Wafa.

Asimismo, Abbas condenó los "continuos ataques" contra los lugares sagrados islámicos y cristianos e hizo hincapié en que "el ciclo de violencia confirma que una paz justa, permanente y exhaustiva es el camino más corto y correcto para lograr la estabilidad y la seguridad de los pueblos palestino e israelí, así como los del resto de la región".

Por su parte, el primer ministro palestino, Naftali Bennett, prometió capturar a los responsables del ataque.

"Echaremos la mano encima a los terroristas y a sus colaboradores y pagarán el precio", aseveró.

El ataque, perpetrado en Elad, una localidad de unos 50.000 habitantes, muchos de ellos ultraortodoxos, ocurrió el mismo día en que se conmemora la creación del Estado de Israel.

Para los palestinos, el aniversario de la declaración de independencia de Israel en 1948 marca la "Nakba", o "catástrofe", cuando más de 700.000 palestinos huyeron o fueron expulsados durante la guerra en torno a la creación del Estado de Israel.

La policía lanzó una búsqueda para obtener información sobre los agresores, tras divulgar fotos y nombres de dos palestinos sospechosos de cometer el ataque, que también dejó cuatro heridos, tres de ellos graves, según la Magen David Adom (MDA), equivalente israelí de la Cruz Roja.

Los dos hombres buscados, Asad Yusef Al-Rafai, de 19 años, y Tzabhi Amad Abu Shakir, de 20, son originarios de la localidad de Rumana, en el sector de Yenín, en el norte de Cisjordania, territorio palestino ocupado por Israel, según un comunicado de la policía y reproducido por la agencia de noticias AFP.

"La escena del ataque era compleja", según el socorrista de la MDA Alon Rizkan, que dijo haber visto a un hombre de 40 años muerto cerca de una rotonda, luego a otro inconsciente en un parque adyacente que finalmente fue declarado muerto, y a otro a su lado que sucumbió a las heridas.

Las tres víctimas del ataque son Yonatan Habakuk, de 44 años, Boaz Gol, de 49, ambos habitantes de Elad, y Oren Ben Yiftah, de 35, residente en Lod, anunció en Twitter el primer ministro israelí Naftali Bennett.

El ministro de Defensa, Benny Gantz, anunció un bloqueo hasta el domingo de la Franja de Gaza y de Cisjordania, ocupada para "evitar una fuga de terroristas" hacia territorio palestino.

Los movimientos de resistencia palestinos Hamas y Yihad Islámica "celebraron" lo que llamaron un atentado "heroico", calificándolo de "reacción" a las recientes tensiones en Jerusalén.

"Esta operación demuestra la ira de nuestro pueblo ante los ataques de la ocupación (israelí) a los lugares sagrados" musulmanes, dijo el vocero de Hamas Hazem Qassem.

El jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, condenó "con vehemencia" el "ataque horrible" y "particularmente odioso en un momento en que Israel celebraba su fiesta de independencia".

Desde el 22 de marzo pasado, el ejército israelí llevó a cabo varias operaciones en Cisjordania ocupada, marcadas por sangrientos enfrentamientos, en las que al menos 26 palestinos murieron, incluidos los autores de los ataques.

Además, desde mediados de abril, recurrentes enfrentamientos entre policías israelíes y manifestantes palestinos han causado casi 300 heridos, en su gran mayoría palestinos, en la Explanada de las Mezquitas, ubicada en Jerusalén este, ocupada desde 1967 por Israel.

Esta explanada es el tercer lugar santo del islam, pero también el más sagrado del judaísmo bajo el nombre de Monte del Templo.

Ayer se produjeron nuevos enfrentamientos cerca de la mezquita al-Aqsa, en la Explanada de las Mezquitas, donde fieles judíos quisieron acudir con motivo del 74° aniversario de la creación del Estado de Israel, según el calendario hebraico, que coincidió con el fin de las celebraciones musulmanas del Aid al Fitr (Ramadán).

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry