De la mano de folclore, Ramón Andrés “Zitto” Segovia, logró revolucionar la música, dejando a la provincia de Chaco en los primeros planos nacionales e internacionales que marcó el camino para el desarrollo de los artistas siguientes. Hoy, 19 de julio, se cumple un nuevo aniversario de su cumpleaños, en este serían 69 velitas las que debería soplar si no hubiese ocurrido la tragedia de Bella Vista, donde perdió la vida en una forma sin igual.

Con el gen musical en la sangre, su hijo Lucas, reconocido artista chaqueño, evocó un grato recuerdo sobre su padre en una entrevista que brindó esta mañana en Radio Provincia, donde lo definió como “un mayorista de amigos” y “un artista sin techo”.

“Hoy, como todos los años, quemamos una faldita a la parrilla, tomamos un vinito y brindamos por el triunfo del canto, el triunfo cultural de la familia, por el de toda la provincia y el de los trabajadores de la cultura del Chaco”, reveló Lucas, quien además aseguró que “antes de verlo como padre, lo admiro y respeto mucho como artista”.

“Zitto es un artista de la provincia del Chaco, hoy sería tremendo, era un tipo que no tenía techo. En el 1995, las discográficas de Buenos Aires decía que, en base a sus parámetros, superaba en popularidad a Horacio Guaraní. Y esa era su búsqueda, desde el Chaco, unir a los pueblos latinoamericanos a través de la canción”, graficó sobre el gran cantautor, a quién además considera como “una de las tres personas que influyeron mucho en el cambio de estilo de hacer canciones en la provincia”.

Sobre su desempeño en el escenario, Lucas, que se acercaba a los 10 años cuando se produjo el fallecimiento de su padre, recuerda los viajes que realizaban para enfrentar cada show, en donde lo descubrió como un artista “que no era común y corriente, tenía su carácter, era especial”, sin embargo, entendió que “él trabaja para el tiempo, en lo que componía, en lo que hacía, que se podía llegar a valorar 20-30 años después. Y pasado ese tiempo, los que vivieron ese momento entendieron su música, y mucha juventud también está adoptando -siempre lo hizo- arrancar una carrera artística con sus canciones. Se convirtió en parámetro de las nuevas generaciones del canto chaqueño”.

“Zitto” Segovia nació en Resistencia un 19 de julio de 1953, hijo de Ramón de la Rosa Segovia, guitarrista del grupo “Marcos Bassi”, recibió desde el vientre la cultura musical. Tuvo sus primeros pasos en el dúo “Las Voces del Quebrachal”, donde ofició de segunda voz, además, conformó en México el trío “Los Huincas”. En 1986 ganó el Festival de Cosquín como mejor solista masculino. En 1989, junto a Humberto Falcón, creó “La Trova Chaqueña”, grupo con el que ese mismo año lo abordaría la tragedia en la localidad correntina de Bella Vista, cuando el colectivo que los transportaba desbarrancó hacia el Río Paraná, donde fue encontrado sin vida nueve días después.


COMPARTIR