Sabrina Susana Coronel tenía 27 años y estaba embarazada de 10 semanas: fue encontrada este jueves asesinada de tres balazos en su departamento de la localidad bonaerense de Ramos Mejía. Junto a ella, encontraron también el cuerpo de su pareja, Nicolás Ezequiel Tinnirello, de 28 años. Según el primer reporte preliminar, se trató de un femicidio seguido de suicidio.

La Policía llegó al barrio Don Bosco, después de varios llamados al 911 e irrumpió en la propiedad, ubicada en Albariños al 2100, luego de que nadie respondiera a los llamados. Allí, en una de las habitaciones, estaba Sabrina con tres tiros en el pecho tirada sobre la cama. Nicolás, también tenía una herida de arma de fuego en el tórax y se encontraba tendido sobre la misma cama a los pies de la víctima.

En el lugar del hecho, los policías secuestraron una pistola Bersa calibre 9 milímetros que tenía la documentación correspondiente a nombre del joven y varias vainas servidas.

En principio, los investigadores determinaron que se trató un hecho de un femicidio seguido de suicidio. Es que en la escena del crimen hallaron un vaso roto en el piso que pudo haberse producido en el marco de una discusión, mientras que la pareja aparentemente había consumido alcohol, añadieron las fuentes judiciales a Télam.

Si bien no había denuncias previas por violencia de género y los vecinos relataron que se llevaban bien, los pesquisas secuestraron los celulares para ser peritados y tratar de establecer el móvil del crimen. Una de las posibilidades es que Tinnirello, quien era comerciante, pudo haber sufrido algún tipo de “brote psicótico” dado que le había ocurrido en otras oportunidades, aunque no tomaba ninguna medicación al respecto, dijeron los voceros.

En la causa interviene la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) especializada en Homicidios del Departamento Judicial de La Matanza, a cargo de Marcos Borghi.

Fuente: Minuto1

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry