La directora del Hospital Perrando consideró que "la gente no tiene noción de lo realmente pasa puertas adentro la institución". Marcó que el escenario actual es del "altísimo riesgo" y admitió que "hay demandas insatisfechas en los trabajadores" sobre las que "se están trabajando". "Desde el inicio de la pandemia se ha hecho una inversión enorme en infraestructura y equipamiento, pero todo tiene un límite", alertó.

La directora del hospital Perrando de Resistencia, Nancy Trejo, analizó la compleja coyuntura generada por esta segunda ola de coronavirus en la provincia y si bien destacó el inmenso esfuerzo realizado por el personal de Salud Pública y la inversión en infraestructura sanitaria, advirtió que "la percepción que tenemos es que la gente no tiene noción de lo que realmente ocurre puertas adentro del hospital". En ese sentido, consideró que en virtud de las restricciones, el sistema no ha colapsado: "El escenario actual es de muchísimo riesgo, con recursos humanos escasos y que enfrentan una gran exigencia, más allá de la gran inversión que hizo el Gobierno que permitió recuperar varias salas de la institución y asegurar el equipamiento que nos permite trabajar en la contingencia de la pandemia", dijo.

Trejo apuntó que luego de haber diagramado un plan de acción concreto, existe un Hospital Modular con 76 camas de las cuales 50 son de Terapia Intensiva (con proyección a que sea la totalidad) y se reordenaron los distintos servicios en las distintas salas para aprovechar toda la inversión que se hizo el año pasado para equipar las Pastillas 6, 9 y 4 con camas con gases médicos (oxígeno, aspiración y aire comprimido) con lo cual podrían utilizarse en salas de terapia intensiva. La directora del Perrando insistió en que "contamos con la infraestructura y el equipamiento pero si no tenemos la responsabilidad de cuidarse de cada hermano chaqueño, no hay sistema sanitario que alcance".

Relajación y posible colapso
La exsubsecretaria de Salud coincidió con las miradas que destacan la "relajación" en una parte de la comunidad, a pesar de la contundencia en los aumentos de los contagios y los consecuentes fallecimientos a causa de la COVID-19. "Por la calles veo gente que no usa barbijo, o que usan mal por debajo de la nariz; reuniones que no respetan las recomendaciones sanitarias", explicó y detalló que creció tanto el número de internaciones que, en las últimas jornadas, se ha dado prácticamente "una por hora en el hospital Perrando". "Por eso, por más que haya habido una gran inversión, si la gente no advierte que esto está ocurriendo no va a haber sistema que alcance", insistió.

El escenario más temido es el del colapso sanitario, una situación que busca evitarse desde el inicio de la emergencia sanitaria. "En el hospital diagramamos un Plan Preventivo, con 243 camas para la atención Covid, y en este momento tenemos una ocupación de entre el 65 y el 65% pero esto es dinámico; con lo cual, si bien nosotros podemos seguir reordenando los servicios, contamos con el mismo recurso humano", alertó.

Para este tramo particular de la lucha contra la enfermedad, en el Perrando se conformaron equipos "mixtos", conformados por profesionales de distintas especialidades como clínicos, traumatólogos, endocrinólogos, oftalmólogos; que trabajan en forma coordinada no sólo atendiendo las complicaciones de los pacientes con Covid.

De todas maneras, admitió que en recursos humanos hay demandas insatisfechas sobre las que se está trabajando. "Últimamente han ingresado más de 30 enfermeros contratados, y pensamos propiciar más ingresos; y también de médicos que quieran hacer guardias en el hospital, teniendo en cuenta que se ha reordenado todo el sistema sanitario en los distintos centros que no atienden Covid", expuso.

Semanas determinantes
A pesar de que el avance de la vacunación y la llegadas de dosis pautadas genera una esperanza cierta en lograr el "inmunidad del rebaño" y comenzar a dejar atrás la emergencia sanitaria, Trejo advirtió que "las próximas tres semanas van a ser bravas". "El número de contagios no baja y los casos activos van en aumento, y por eso estamos en un escenario de altísimo riesgo", expresó.

En ese marco, destacó el esfuerzo realizado por todo el personal de salud, más allá de los reclamos y la belicosidad de algunos discurso que se canalizan a través de los sindicatos del sector. "Respetamos todos los planteos y acompañamos las demandas pero creo que los profesionales de este hospital cuenta con salarios acordes; obviamente se requiere hacer guardias que siempre significaron un ingreso extra", dijo y añadió: "El reclamo puede ser justo, pero no creo que haya un desprecio hacia los trabajadores de la Salud: los que realmente están trabajando en la atención, no son los que están reclamando a través de un gremio o un sindicato". |

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry