El gobernador Jorge Capitanich visitó este miércoles la pizzería Adams de Sáenz Peña y destacó que el comercio realizó la instalación de gas natural y "gracias a esta obra hoy puede ahorrar casi el 80%". "La ejecución no tardó más de 10 días, algo realmente rápido, que beneficiará a comerciantes industriales. Esto lo pueden hacer aquí en Sáenz Peña, en Resistencia y en distintos parques industriales de la provincia", expresó el mandatario en su cuenta de Twitter.

"Está demostrado y es absolutamente posible. Trabajamos para que en los próximos 3 años Chaco pueda tener cerca de 50.000 usuarios conectados con gas natural. Eso implicaría fuerte reducción de los costos de producción y competitividad", finalizó.

El titular de la pizzería aseguró en un video que el gobernador compartió en redes sociales que "hace seis meses estamos trabajando con el gas natural. Vinieron los de Gas Nea a avisarnos que nos podíamos conectar y comenzamos las obras. Pasamos de los garrafones al gas natural". "Teníamos una factura con los garrafones de entre $60 mil y $70 mil; y ahora por el gas natural pagamos $12 mil", agregó el emprendedor.

Asimismo, Capitanich recorrió los barrios 80 Viviendas, Solidario y otros del norte de Sáenz Peña, en donde el Gobierno trabaja en un Plan de expansión de la red de agua potable que permitirá más de mil conexiones para familias del lugar, incluyendo el financiamiento para zona Sur, mas todo el sistema de adecuación para tener una provisión de agua con redes de distribución “más equilibradas”.

Al respecto, el Gobernador reparó en que “hoy, Sáenz Peña tiene provisión de agua, y se trabaja para tener una distribución ecuánime, equilibrada y equivalente en cada una de las redes y en los barrios. Asimismo, recordó que “las obras macro se han podido ejecutar y estas permiten llegar a más gente, más rápidamente”.

“Hay un plan de inversión de 150 millones de pesos que, entre articulación de redes maestras, de red cloacal de la Provincia, más agua potable implica poner en marcha una cisterna que esta vez movilizará más a una distribución óptima que permita dos pasos: primero, un sistema de bombeo para mejorar la presión y la disponibilidad de agua; y la segunda cuestión es lograr una distribución equitativa de buena calidad en toda la ciudad con extensión de redes”, detalló Capitanich.

Finalmente, concluyó: “Hoy tenemos cerca de 26.500 a 28.000 usuarios, depende del nivel de uso efectivo de cada uno de los domicilios, seguramente en los próximos dos años vamos a alcanzar una meta de alrededor de 32.000 usuarios y eso significa realmente tener universalización de servicios de muy buena calidad”, finalizó.

 

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry