Si bien en este caso no se especificó si los falsos policías tenían uniformes para cometer el asalto del jueves, desde la fuerza provincial informaron  que no existe organismo alguno que controle la venta y/o utilización de prendas oficiales.
En ese contexto, la potencial víctima no debe abrir la puerta ni dejar ingresar a nadie, sin pedirle primero la credencial de personal de la Policía del Chaco, fotografía y número de documento, entre otros datos.
De persistir alguna duda, se puede llamar al 911 para informar la situación y así corroborar la veracidad del procedimiento.

VENTA LIBRE
También consignaron que no existe alguna regulación o ente que controle la venta de uniformes, ya sea policiales como de otras fuerzas federales, ya sea Gendarmería Nacional, por citar una.
En Resistencia hay varios locales dedicados a la confección y venta de estos equipos, además de armas cortas y largas.
Desde camisas y pantalones, hasta borceguíes y gorras con birretes son parte de los artículos ofrecidos, incluso se ofrecen las jerarquías, o sea, uno puede comprar gafetes de cabo, sargento o comisario.
En redes sociales hay ofertas para comprar estos uniformes, que oscilan los $12 mil para el equipo completo.

LA SASTRERÍA
DE LA FUERZA
Esta división especial lleva varios años fabricando los uniformes a los agentes de la provincia. En los tiempos de pandemia aportaron también con barbijos.
Pero hay un punto flojo: se entrega solo un equipo por efectivo y debido al constante uso, obliga a que se compren de manera privada para tener prendas alternativas.

 

Fuente: La Voz del Chaco

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry