Una niña de 7 años, cuyo cuerpo fue hallado entre los escombros del edificio que se derrumbó en la localidad de Surfside, cerca de Miami, el 24 de junio pasado, fue identificada como Stella Cattarossi, hija de una argentina que vivía desde hacía varias décadas en Estados Unidos.

La niña era hija de Graciela Cattarossi y de un bombero de Miami que en el momento del hallazgo se hallaba en la “zona cero” apoyando los trabajos de rescate, aunque no estaba excavando.

La familia Cattarossi vivía en el departamento 501, en Champlain Towers South. Allí vivían la niña y su madre junto a los padres de la mujer, Graciela y Gino Cattarossi, de nacionalidad uruguaya, según el diario El País.

Fuente: Minuto1

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry