Después de finalizar una gira de 27 conciertos por Estados Unidos tocando las canciones de su disco de carácter mexicano "Seis" y a días de lanzar "1940 Carmen", donde por primera vez compuso y canta en inglés, la artista chilena Mon Laferte disfruta de su embarazo y asegura que en la música siente que "el futuro es degenerado".

"A mí no me gustan las etiquetas para nada, ¿para qué cerrarme en algo? Todo el tiempo me dicen que soy una artista alternativa, pero lo único que yo quiero es hacer música", postula Mon Laferte durante una entrevista con Télam.

En la sala de su casa en Tepoztlán, un pueblo al sur de Ciudad de México, capital del país donde habita hace casi tres lustros, de excelente humor y apenas interrumpida por su enorme gato Eulalio; la compositora, cantante y pintora nacida 38 años atrás en Viña del Mar también se permite bromear con el mote de "alternativo" que envuelve a su música.

"Siento que a lo que hago le ponen alternativo cuando no saben dónde ponerme. Lo veo, por ejemplo, en las nominaciones a los Grammy Latinos, que por cierto agradezco, y donde por 'Seis' aparezco en los rubros de álbum de cantautor y eso soy, mejor canción pop (por 'La mujer' junto a Gloria Trevi) y canción del año y canción regional mexicana (en ambos casos por 'Que se sepa nuestro amor' que la unió a Alejandro Fernández)", repasa.

"Pero el año pasado gané en mejor canción rock (por 'Biutiful'). Y me encanta eso, es algo que disfruto mucho", añade entre risas acerca de una ceremonia que la tendrá cantando el jueves 18 en su 22da. edición y en la que en 2019 ganó por su disco "Norma" y desnudó sus senos para escribir sobre ellos la denuncia: "en Chile torturan, violan y matan".

Pero el presente de quien nació como Norma Monserrat Bustamante Laferte, se inició profesionalmente en 2003 como integrante del "reality" musical "Rojo fama contrafama" de Televisión Nacional de Chile y formó parte de su elenco estable hasta abandonar el espacio y radicarse en México, se expande más allá del aura de unos publicitados premios regionales.

"Hoy estoy muy feliz y tengo mucho que celebrar –sintetiza-: se logró el embarazo, vengo de hacer una gira después de extrañar demasiado el escenario, salió el álbum '1940 Carmen' que es muy personal, minimalista y pequeño y aún me quedan algunos conciertos por hacer en México".

Télam: ¿Cómo aparece "1940 Carmen" y su carácter tan austero después del despliegue sonoro y musical de "Seis"?

Mon Laferte: El álbum tiene tres canciones en inglés y es la primera vez que compongo y canto en ese idioma, y yo digo que es el álbum de la supervivencia porque en marzo fui a Los Ángeles a hacerme un tratamiento de fertilidad para ser mamá y me fui a eso y no a hacer un disco, pero estando allá y vuelta loca en hormonas y todo lo que conlleva de incertidumbre y ansiedad, decidí escribir canciones. Y eso me ayudó un montón, me permitió canalizar mi energía en otra cosa porque estaba muy sensible y muy explosiva también. Hacer música siempre me ha salvado. En cuanto al sonido se dio así porque viajé con la guitarra de palo y luego conseguí una armónica y dije "voy a hacer un álbum súper folk", pero me fue picando el bichito y aunque conseguí una guitarra eléctrica no quería pasar de ahí, sino trabajar con los elementos que tenía a la mano, algo más simple y sencillo, por el tipo de canción y por el tipo de música que estaba escuchando, como por ejemplo Neil Young.

T: Sin embargo, la imponente gira por ciudades de Estados Unidos fue con el repertorio de "Seis", ¿qué balance hacés de esta vuelta a los escenarios?

ML: Es loco porque siento que después de tocarlo el disco ahora sí existe. Antes hacía música y no la escuchaba nadie y sí existía, pero desde que publico hasta que no tengo esta reacción de la gente es como que no existiera, y en este caso fue hermoso volver al escenario después de un año y medio para hacer 27 conciertos en poco más de un mes, algo particularmente muy agotador por tratarse de mi primera vez estando embarazada.

T: ¿Cómo fue esa experiencia?

ML: Fue muy distinto el cantar y cualquier cosa que hago recuerdo que no estoy sola, tengo dos corazones latiendo y me vuela la cabeza. Y físicamente también es gracioso y requiere más concentración en mi instrumento, que es la voz, porque tengo hipo, tengo reflujo, se me va el aire. Tengo canciones que requieren mucha técnica vocal, son muy demandantes, y con el embarazo son doblemente difíciles de cantar.

T: ¿"Seis" debe escucharse como tu homenaje a México?

ML: Es un disco que quiero mucho, algo muy necesario para mí y un regalo para México donde llevo casi 15 años viviendo. Hermoso también porque participó mucha gente, como dos bandas de vientos enormes, una de Sinaloa y otra de Oaxaca, y dos productores y muchas colaboraciones grandes y distintos arreglos.

T: ¿Te inquieta pensar a qué mundo llegará esa personita que tenés en la panza?

ML: Creo que eso es algo que le pasa por la cabeza a cada persona que decide procrear. A mis papás les pasaba un poco lo mismo y a los papás de mis papás supongo que también. Pero realmente no lo sabemos y confío y creo en la capacidad de este ser para aprender y desarrollarse en este mundo que le va a tocar. Puede ser muy hostil pero es el que le va a tocar a él y va a estar bien con eso.

T: ¿En ese sentido la presencia de los feminismos y la asimilación de las diversidades pueden marcar una buena noticia para recibir a ese ser?

ML: Hay algo que definitivamente está cambiando y la discriminación no le va a tocar o le va a tocar mucho menos, aunque hay cosas que me siguen costando y cuestionando solo por ser mujer. Y seguro le tocarán cosas también peores en ese mundo nuevo.

T: ¿Qué cosas sentís que aportan a ese mundo por venir los dos países que forman parte de tu vida: la situación política en Chile y el espiral de violencia en México?

ML: Ahora más que nada estoy emocionada porque voy a votar en Chile y cualquier cosa que pueda aportar estará en mi voto, pero el país ha avanzado de una manera bonita y muy democrática. Sobre México son temas que siento que no termino de entender. Es un país enorme y súper multicultural y generoso y existen muchos Méxicos en él. El tema de la violencia ha estado siempre pero yo lo veo todo desde un sitio privilegiado que es el de la música, el de ser una artista popular.

Fuente: Télam

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry