Además era pastor evangelista. Se trata de uno de los dos ladrones que acabaron muertos este domingo en La Plata tras intentar asaltar a una familia.

Alejandro Claudio Guerrero, tenía 38 años, y fue un referente evangelista dentro de los penales por los que transitó. Tras volcarse al delito, incursionó en la religión, situación que además lo llevó a establecer un vínculo de amistad con su compañero de celda, a quien recientemente habría traicionado, luego de compartir una foto que se hizo viral en la que la pareja de su “amigo” lo está besando.

Ese mismo delincuente fue quien, junto a su cómplice Matías Hernán Barrionuevo, acabó muerto tras intentar robar este domingo en una casa de La Plata. Allí, un hombre de 48 años y su hijo de 20 mataron a golpes y hachazos a ambos ladrones, informaron fuentes policiales.

Guerrero se había fugado en los primeros días de mayo tras una salida transitoria de la Unidad 32 de Florencio Varela, oportunidad en la que compartió una foto en Whatsapp con la novia de su compañero de celda. Desde entonces era buscado tanto por la policía como por otros presos que querían tomar venganza por la traición.

Robo y muerte
El hecho que terminó con la vida de Guerrero y Barrionuevo, identificados en las últimas horas, ocurrió cerca de las 20 del domingo en una casa ubicada a la altura del kilómetro 63,300 de la ruta 2, en la localidad de Ángel Etcheverry, en la periferia platense.

Alejandro Claudio Guerrero
Según informaron las fuentes a Télam, dos delincuentes ingresaron a robar a una vivienda a punta de pistola. Mientras uno de los ladrones golpeaba e intentaba maniatar a las víctimas con precintos, el otro se quedó afuera de la propiedad de “campana”.

En esas circunstancias, llegó al domicilio el dueño de la propiedad, un hombre de 48 años que inmediatamente fue sorprendido y apuntado con un arma por el delincuente que estaba afuera, quien bajo amenazas lo obligó a ingresar a la casa.

Según determinaron las fuentes, una vez adentro y cuando iban a maniatarlo, el hombre logró zafarse y arremetió contra uno de los asaltantes, resistencia a la que se sumó su hijo, quien logró deshacerse de las ataduras.

// Le dijo que iba a "pincharlo como un chinchulín", lo mató a puñaladas y huyó
Siempre de acuerdo al relato policial, el joven golpeó a uno de los asaltantes con una mancuerna varias veces en la cabeza y lo dejó tendido en el suelo fallecido.

Tras ello, el dueño de casa y su hijo mayor salieron de la casa en busca del segundo asaltante, a quien alcanzaron y atacaron con un hacha cuando comenzó a dispararles con el arma que llevaba.

El delincuente alcanzó a herir de un tiro en la pierna izquierda al dueño de casa, aunque finalmente fue herido a hachazos en la zona del abdomen y murió, añadieron los voceros.

“Doble homicidio en ocasión de robo”

De inmediato, dieron aviso al 911, y a los pocos minutos se hicieron presentes en el lugar agentes del Comando de Patrullas y efectivos de la comisaría de la 15ta. de la localidad de Olmos, junto a una ambulancia del SAME.

El hombre herido fue traslado al Hospital Alejandro Korn de Melchor Romero, donde se constató que presentaba dos disparos en su pierna izquierda y otro a la altura de la ingle.

En la vivienda, la policía incautó un revolver calibre .38 y una pistola 9 milímetros de los ladrones y el hacha y la mancuerna con la que padre e hijo utilizaron para atacarlos.

El hecho, caratulado por el momento como “doble homicidio en ocasión de robo”, es investigado por la fiscal de turno de La Plata, Ana Medina, quien en principio no adoptó ninguna medida respecto al dueño de casa y su hijo.

La investigación ahora está centrada en establecer si, como sospechan los pesquisas, tanto el hombre como su hijo actuaron en legítima defensa, ya que ambos asaltantes estaban armados.

Opinión Frontal

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry