Macarena Achaga es modelo, actriz, oriunda de Argentina y será la encargada de darle vida a Michelle Salas, la hija de Luis Miguel y Stephanie Salas en la serie que retrata la vida del cantante. "Es mi humilde interpretación de cómo pasaron las cosas”, describe sobre un personaje de la vida real que pasará a la pantalla y podrá verse desde este 18 de abril en Netflix.

A sus 29 años Macarena Achaga lleva ya una extensa carrera en México que alcanzará su popularidad en Latinoamérica con su rol en Luis Miguel: la serie. Nació en Mar del Plata y sus 15 años comenzó a trabajar como modelo; fue presentadora de Los 10+ pedidos de MTV y la fama como actriz llegó con su papel en la serie Miss XV, que le valió una nominación a los Kids Choice Awards 2011.

Ese mismo año fue confirmada como miembro de la banda Eme 15 y lanzó su primer sencillo como cantante. Formó parte de los elencos de Gossip Girl Acapulco, Sitiados – con Benjamín Vicuña y Marimar Vega – y Cumbia Ninja.

Desde Ciudad de México fue convocada para interpretar a Michelle Salas en un momento muy especial en la vida del cantante, en el que Luis Miguel se reencuentra con su hija después de once años.

“Estoy muy emocionada y ha sido todo un proceso. Al final del día es cambiar el look, el acento, el color de pelo, las costumbres, la forma de hablar, todo. Fue un desafío muy hermoso que me lo tomé con mucha profundidad, por supuesto que siempre tratando de enaltecer el nombre de Michelle Salas en todas las circunstancias. Me pareció que había un factor de respeto importante”, resalta Achaga en diálogo con minutouno.com.

Sobre su actuación, adelanta: “Me van a ver interpretar una Michelle a través de los lentes de Macarena, porque es mi humilde interpretación de cómo pasaron las cosas”.

En este sentido, cuenta que pasó por “peleas” y conversaciones con la producción sobre qué tenía que pasar con Michelle para construir el personaje: “Para mí era bien importante que tuviera personalidad y no siguieran un statement”, puntualiza.

En cuanto a su relación con la hija de Luis Miguel, no tuvo reparos en admitir: “La conozco, tuve un acercamiento, nos respetamos mucho las dos”.

Al ser consultada sobre las posibles reacciones de Salas – que en la vida real tiene 31 años – Achaga fue considerada: “Creo que ella entiende que estoy haciendo mi trabajo como actriz. También sabe que esta es una versión de la historia y no es con el afán de hacer algo estático”.

“Al final del día es un personaje inspirado en una persona que existe y conocemos, pero el objetivo principal era narrar cómo se convierte en esa persona. No deja de ser una interpretación de los hechos de algo que tampoco se vio antes”, remarca en relación a la serie de Netflix cuya primera temporada fue un éxito absoluto al revelar los momentos más oscuros e íntimos de la infancia y adolescencia del Sol de México.

En ese sentido, Achaga fue consultada sobre si se animó a investigar sobre la desaparición de Marcela Basteri, la madre de Luis Miguel, uno de los temas centrales de esta segunda temporada.

“No intervine en el resto de las historias a nivel personal. Me gusta conservar algunas cosas como serían para el personaje. Obviamente, sabía cosas porque vi la primera temporada para construir a Michelle, saber el tono y entender cosas que estaban pasando, pero a la vez me gustaba mucha la idea de que hay cosas que ella no tiene por qué saber ni tendría por qué haber sabido en ese momento. Quería que conservara el misterio”.

Y finaliza: “A mí, Macarena en particular me gusta interpretar personajes que hagan la diferencia. En el caso de Michelle Salas, quería demostrar algunas cosas puntuales que van a poder verse a lo largo de la temporada”.

Fuente: Minuto1

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry