Científicos que hacen estudios de campo en los Esteros se encontraron “cara a cara” con los nuevos habitantes, que se hallaban en una madriguera, en la base de un árbol. Invitan a participar para la elección de los nombres.

Un día después de dar a conocer el nacimiento de dos yaguaretés silvestres en los Esteros del Iberá, tras 70 años de extinción en Corrientes, la Fundación Rewilding Argentina compartió este jueves fotos de la primera observación de los pequeños habitantes.

Los cachorros silvestres son producto de la unión de Aramí, una de las dos primeras yaguaretés nacidas en el Centro de Reintroducción de Yaguareté (CRY) y liberada en 2021, y Jatobazinho, el yaguareté silvestre rescatado en Brasil y donado al proyecto en 2019.

Según una publicación de la fundación en sus redes sociales, esta semana, científicos del Instituto de Biología Subtropical del Conicet e integrantes del Proyecto Yaguareté se encontraron cara a cara con los cachorros mientras realizaban sus trabajos de campo. Estos científicos están abocados a recolectar información que permita evaluar el impacto ecológico del depredador tope que regresa a Iberá.

Los cachorros se encontraban en una toca, o madriguera, en la base de un árbol, donde seguramente se refugian cuando la madre sale en busca de comida. El trabajo de campo recompensa con esos momentos únicos, que en este caso pudo ser registrado con varias fotografías. En una de ellas se observa claramente a uno de los cachorros y al otro escondido atrás.

La Fundación Rewilding Argentina desarrolla el proyecto de reintroducción de la especie, junto al gobierno de la provincia de Corrientes y la Administración de Parques Nacionales.

En sus redes sociales, la organización recordó que Arami fue liberada en el Parque Iberá en septiembre de 2021, portando un collar que registra su ubicación cada tres horas y que envía la información vía satélite a nuestras computadoras.

Desde el 17 de mayo, Arami permaneció en un sector de arbustales y pajonales, indicando que podía haber parido y que pasaba todo el tiempo cuidando de sus cachorros en el mismo lugar.

Varias semanas después, una cámara trampa registró dos videos donde se la ve llevando a los cachorros en la boca, para cambiarlos de lugar. Desde ese día, su ubicación se concentra en un monte cercano al Centro de Reintroducción de Yaguareté (CRY).

 

Se puede participar para elegir sus nombres

 

A través de la cuenta de Instagram @rewilding_argentina, la fundación invitó a participar de la elección de los nombres para los nuevos cachorros silvestres de Iberá.

Para una de las crías, se proponen los nombres Sapukái (Gritar) y Arandú (Sabio); y para la otra cría, Ka’Aru (Tarde) y Jasy (Luna).

 


COMPARTIR