Benedetto, sobre el cierre del primer tiempo, y Vázquez, a los 20 del complemento, marcaron para el "Xeneize".

Boca venció de visitante a Tigre por 2 a 0, con goles de Darío Benedetto y Luis Vázquez, y más allá de la derrota, los locales consiguieron la clasificación a cuartos de final, al ubicarse terceros en la Zona B.

El "Matador" casi con seguridad enfrentará a River Plate, que tiene prácticamente asegurado su segundo puesto en la Zona A. El "Millonario", que este domingo enfrentará a Platense, suma 26 unidades (+18) pero Newell's, rival de Gimnasia este domingo, tiene chances matemáticas muy efímeras de superarlo (23 unidades, +4).

Boca también deberá esperar a los partidos de este domingo para saber cuál será su rival en los playoffs, ya que enfrentara al tercero del grupo A, lugar que disputan Newell’s, Argentinos Juniors, Defensa y Justicia, Gimnasia de La Plata y Sarmiento.

Boca, que por momentos tuvo unos atisbos de fluidez, más por sus individualidades que por su juego de equipo, le ganó a un Tigre que estuvo desconocido, como si a sus futbolistas les pesara la responsabilidad de lo que se jugaban ante unas 25 mil hinchas que coparon el estadio José Dellagiovanna.

Los dirigidos por Battaglia mantuvieron su racha de visitantes ganaron 4 partidos y empatando 2, mostrando otra cara en relación a lo local, donde sólo ganaron un partido en la Bombonera y el restante en el Amalfitani.

Ayudado por los otros resultados, el público local festejó igual, mas allá de la mala actuación de hoy y saludando la buena actuación a lo largo del torneo, luego de de volver recién este año a Primera División. Por eso el sinsabor más allá del festejo, debido a la floja actuación.

A eso se agregó que Tigre sumó el séptimo partido que arrancó perdiendo y no pudo dar vuelta, según la estadística de este certamen.

A Boca le alcanzó con ráfagas de Villa y Benedetto, la movilidad de Medina, la solvencia en el fondo de Aranda y la seguridad de Rossi.

Ante un estadio repleto, Boca realizaba una presión alta pero Tigre también buscaba más arriba ya que en los primeros toques Marinelli se paraba como libero fuera de su área. En la primera media hora Tigre y Boca se prestaron la pelota en el medio y por momentos los dos amagaban con atacarse.

Benedetto ocupo su tradicional lugar de centrodelantero, Zeballos se aposentó sobre el sector derecho del ataque xeneize, mientras que Villa se ubicó como extremo izquierdo. Mientras que Molinas se ubicaba detrás del colombiano, pero haciendo la diagonal, al igual que Medina hacía en la derecha.

En los primeros minutos el encuentro fue cortado por una serie de faltas cometidos por ambos equipos, que llevaron a Echavarría a mostrar la primer amarilla para futbolista local.

Con el correr de los minutos el duelo entre Villa y Lucas Blondel se fue poniendo interesante ya que el colombiano buscaba superar a uno de los interesantes laterales que mostró esta temporada en el futbol argentino.

Puede ser una imagen de una o varias personas, personas practicando deporte, personas de pie y al aire libre

Después fue Boca el que empezó no solo a tener la pelota si no también a llevar peligro. Un remate de Zeballos, otro de Benedetto y un cabezazo del juvenil Aranda que detuvo Marinelli fueron las más claras.

En ese panorama los locales tuvieron su llegada más profunda en un pase de Menossi que dejó solo a Protti y Rossi le puso el pecho para evitar el gol. Después a los 42 minutos tras un error del arquero local, ante un centro de Figal, Villa envió rápidamente un centro que el " Pipa" mando a la red.

En el segundo tiempo, ambos equipos mantuvieron la tesitura de prestarse la pelota y la primera llegada llego a los 8 minutos cuando Figal tapo un cabezazo de Protti que en el rebote, Magnín no alcanzó a empujar de cabeza.

Con el ingreso de Salvio por Villa, Zeballos paso a la izquierda y “Toto” se ubicó sobre la derecha, con la vista fija en Luis Vazquez, que reemplazó a Benedetto. Y los cambios dieron resultado, ya que Medina le robó la pelota a Salomón, juvenil de Boca a préstamo en Tigre, se metió en el área y se la sirvió a Vázquez que definió con mucha calma.

Tigre se aproximó con un desborde de Retegui que desnudó las malas marcas de la defensa de Boca, Protti la tomó pero Rossi lo atoró tirandole el cuerpo encima y derivó al corner. A partir del segundo gol y los cambios, Boca perdió el control de la pelota, Tigre dio un paso adelante y tuvo la pelota acercándose al área defendida por Rossi.

Sobre los 40 minutos del segundo tiempo, mientras sus jugadores buscaban el descuento, la hinchada de Tigre empezó a cantar contra River Plate, palpitando el choque en Núñez.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry