Australia anunció este viernes una nueva reducción drástica del número de personas autorizadas a entrar y salir del país, donde varias ciudades están confinadas para contener los rebrotes de coronavirus.

Casi la mitad de la población australiana está sometida a medidas de confinamiento. En este contexto, el primer ministro Scott Morrison anunció que el número de viajeros que podría acceder al territorio iba a reducirse a la mitad.

Para evitar que lleguen contagios del exterior, sólo 6.000 personas están autorizadas cada semana a aterrizar en vuelos comerciales en Australia. Luego son sometidas a una cuarentena obligatoria de dos semanas en un hotel.

Esta cuota pasará a ser de unas 3.000 personas semanales de aquí a mediados de julio, dijo Morrison, citado por la agencia de noticias AFP.

Este anuncio tiene lugar en momentos en que la población cada vez está más exasperada por las restricciones anticovid, las fallas en los dispositivos de cuarentena y una campaña de vacunación que avanza lentamente.

Más de un año y medio después del inicio de la pandemia, menos del 8% de la población adulta australiana ha recibido dos dosis de la vacuna.

"Es un período difícil para las personas confrontadas a las restricciones", admitió Morrison.

Los habitantes de las ciudades de Sydney, Brisbane y Perth, es decir un total de 10 millones de personas, seguían confinadas hoy tras la detección de múltiples brotes.

Ayer se registraron 27 nuevos casos de Covid-19 en el país.

Las medidas de breve confinamiento impuestas en Alice Springs, Darwin y Gold Coast fueron progresivamente levantadas, pero en otras zonas siguen apareciendo brotes, sobre todo en Sydney.

Fuente: Minuto1

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry