Eugenia Suárez regresó desde Madrid a Argentina este jueves a las 15, luego del firme pedido de Benjamín Vicuña y Nico Cabré de que traiga a sus hijos nuevamente al país. La actriz llegó con Magnolia, Rufina y Amancio e intentó por todos los medios esquivar a la prensa, que la esperada en la explanada.

Según informó La Nación, pidió a las autoridades de Ezeiza salir por una puerta especial, distinta a la que usan los demás pasajeros del sector arribos, pero el permiso no le fue concedido. Así, con barbijo y gorro, la actriz íntentó camuflarse. Pero no fue todo: también sacó sus valijas y ella dejó el aeropuerto una hora después, en tanto maniobra de distracción.

Sin éxito en sus estrategias, Suárez enfrentó los flashes de la prensa gráfica y las cámaras televisivas. De acuerdo a lo informado por ese medio, la esperaba había una combi gris con tres niñeras.

La llegada se da en un clima de tensión con ambos ex maridos, quienes le solicitaron que regrese para poder ver a sus hijos, informó Andrea Taboada. Si bien Vicuña pudo viajar a España, Cabré no ve a Rufina desde principios de septiembre.

Fuente: Minuto1

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry