Mauricio Macri logró unir en un repudio a trabajadores y patrones de empresas periodísticas, funcionarios, organismos de derechos humanos y dirigentes de distintas extracciones, luego de tomar y tirar al piso el micrófono de un cronista de C5N en la puerta del Juzgado de Dolores. “El desprecio por la labor periodística no puede ser naturalizado ni tolerado. Exigimos respeto al ejercicio libre y digno de nuestra tarea”, planteó el Sindicato de Prensa porteño (Sipreba). “Se trata de una agresión contra un medio que intentaba registrar un hecho de interés público”, afirmaron los empresarios de Adepa. “Fue un acto reflejo al ver que se me venían los micrófonos encima”, intentó explicar el ex presidente, que pidió “disculpas” y lamentó “que haya terminado en el agua”.

Cuando Macri bajó del auto una doble fila de policías le abría paso hacia el juzgado. Rodeado de custodios, saludó a la masa ausente, esbozó una mueca de sonrisa y tomó con su mano el micrófono que le extendía Nicolás Munafó, de C5N, uno de los pocos medios que no pudo silenciar durante su gestión pese a que encarceló a sus dueños.

“Garantizar la libertad de expresión es parte del Estado de Derecho. Nunca hemos discriminado a un medio ni silenciado a un periodista. Desde esta convicción, repudiamos el ataque”, escribió la portavoz de Casa Rosada, Gabriela Cerruti. “Es inexplicable (o no) cómo Macri viene midiendo el micrófono que sostiene el colega de C5N para arrebatárselo. Así de impune. Y sin dejar de sonreír. Toda una metáfora”, expresó Diego Pietrafesa, secretario de Derechos Humanos del Sipreba.

La agresión fue tan burda que cosechó los repudios más inesperados. “Adepa condena la acción de Macri contra el equipo periodístico de C5N. Macri tiró al piso un micrófono de ese canal”, expresó la asociación que concentra a los dueños de Clarín, La Nación & Cía. “En las filmaciones se puede ver que Macri manotea el micrófono de C5N, lo tira y sigue caminando. Luego esa herramienta de trabajo fue pateada y, según el colega, terminó en el agua”, relató el Foro de Periodismo Argentino (Fopea).

“Horror”, apuntó el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández. “Lo practicado por el ex presidente es un delito: robo y daño agravado”, añadió, y citó el Código Penal. Más tarde C5N informió que denunció el hecho en Dolores. “Lo que hizo Macri será denunciado e investigado en sede penal. Posteriormente se interpone Daños y Perjuicios. Pagará con su patrimonio”, informó el abogado Gregorio Dalbón.

“Así gobernó nuestro país. A los manotazos y atacando lo que no podía manipular. El gesto muestra su cara verdadera y lo que son capaces de hacer él y sus secuaces de Cambiemos”, afirmó la diputada Blanca Osuna. “Si el líder político de Juntos por el Cambio hace esto ¿qué puede esperarse de sus adherentes y seguidores?”, se preguntó su par Germán Martínez.

Organismos de derechos humanos
Madres de Plaza de Mayo LF, Familiares y compañeros con los 12 de la Santa Cruz, H.I.J.O.S. Capital, APDH, Comisión Memoria Verdad y Justicia Zona Norte, Movimiento Ecuménico por los derechos humanos, Liga Argentina por los Derechos Humanos, entre otros organismos de derechos humanos, expresaron "profundo repudio por la actitud violenta del expresidente Mauricio Macri, al arrebatar y destruir el micrófono del canal C5N, cuyo equipo periodístico se encontraba pacíficamente cubriendo la citación judicial por el espionaje realizado a los familiares de las víctimas del ARA San Juan". Para los organismos, "la conducta de Macri violenta las elementales normas de convivencia democrática, incurre en el delito de agresión a la libertad de expresión y a fundamentales criterios de ética política. Exigimos que sea juzgado por agresión al periodista de C5N y por violación a la libertad de expresión".

Página 12

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry