Las medidas judiciales fueron dispuestas por la jueza federal Zunilda Niremperger. Además, se inspeccionó la Comisaría 12ª de Resistencia, lugar donde prestaban servicio los investigados.

Efectivos de Gendarmería Nacional Argentina llevaron a cabo varias diligencias judiciales ordenadas por la Justicia Federal, y detuvieron a dos oficiales y un sargento de la Policía del Chaco en el marco de una causa que lleva adelante la Fiscalía Federal. En este contexto, una comitiva de Gendarmería Nacional a cargo del jefe del Escuadrón N° 51, comandante principal Soto Mari, se presentó en la Comisaría 12ª de Resistencia con un oficio judicial proveniente del Juzgado Federal N° 1 a los fines de requerir la presencia de los investigados, teniendo en cuenta que los mismos desempeñaban sus funciones en dicha unidad.

A raíz de esta situación, ya tomó intervención el Organismo de Control Institucional (OCI), dependiente del Ministerio de Seguridad y Justicia de la provincia, quienes se harán cargo de las actuaciones administrativas con carácter de sumario, tomando como primera medida la separación de funciones de los tres empleados y posterior investigación interna.

El Ministerio de Seguridad y Justicia de la provincia trabaja junto al OCI y autoridades de la Policía del Chaco para esclarecer hechos que involucran a personal policial ya que, las faltas disciplinarias y comisión de delitos no son tolerables y deben ser juzgados en instancias judiciales tal como lo establecen las normativas vigentes.


COMPARTIR