El mexicano espera terminar con su pieza “equinoccio” en la mañana de este viernes y comenzar con los últimos detalles. Sus obras se caracterizan por conjugar su cultura de origen (azteca), con la cultura que recibirá la pieza. Es su quinta vez en la provincia y luego de este encuentro, regresará a su país para trabajar en dos proyectos en Playa del Carmen.

David Bucio integra el grupo de los diez escultores internacionales que compite por el primer premio de la Bienal de la Escultura 2022. Viene desde ciudad de México y su proyecto este año se llama equinoccio. “Por lo general, busco que mis propuestas conjuguen la cultura de origen, con la cultura que va a recibir la pieza. En este caso, el punto en común fue el sol”, explica Bucio.

Aunque en varias oportunidades trabajó en piedra y específicamente con el mármol travertino, asume que “no es en especial de mis favoritos, porque es una cajita de sorpresas”. De hecho,cuenta que hizo cambios de “último momento” y que expondrá “las vísceras de la escultura”. “Vamos bien con el trabajo, espero terminar con la pieza mañana por la mañana y empezar mañana también con la parte de detalles”, cuenta.

David visita Argentina por octava vez, pero de nuestra provincia, conoce las localidades de Corzuela, Avia Terai, Las Breñas y Charata. “Debo decir de Argentina que siempre ha sido muy generosa conmigo”, asegura el mexicano.

En relación a sus expectativas por la competencia, dice que “ninguno de los compañeros está realmente interesado en el premio” y que generalmente, “trabajamos más en simposios donde nadie compite con nadie, todos nos reconocemos como iguales y con las mismas capacidades”, expresa. “Lo del premio es como una sorpresa adicional para nosotros a la cual nadie aspira, pero es parte del evento”, detalla el mexicano.

Sobre su proyecto “Equinoccio”

"Equinoccio" toma como referencia la cosmovisión maya, que estaban relacionados con Kuulkán. Para los aztecas era Quetzalcoatl, quien para ambas culturas era el Dios de la renovación y rejuvenecimiento de la vida. Esta propuesta escultórica es un voto de fe en la renovación como especie, una invitación a mirar a nuestro pasado, a encontrar en nuestras raíces la conexión con nuestro entorno y con nuestros semejantes.

Cómo continúa su vida profesional

Bucio, quien se define como “viajero y ciudadano del mundo”, cuenta que “ahorita tengo bastante trabajo” y que regresará a México para realizar dos proyectos en Playa del Carmen. “También estoy esperando respuesta de otros eventos en China, Corea y Turquía”, países que ya visitó con su arte.

Para finalizar le consultamos sobre cómo evalúa la oportunidad y posibilidad de vivir del arte. Y responde: “Qué pregunta. No sabría hacer otra cosa que arte. El arte es la maña de poder encontrar a alguien que pague por lo que te gusta hacer”, finaliza.

 


COMPARTIR