Uno de los delitos que más padecen los propietarios de ganados son los abigeatos, justamente la Policía Rural del Chaco se aboca este tipo de hechos que día a día crece. ¿Qué se iba a imaginar el propietario de un campo que iba a terminar denunciando a quienes deberían lucha contra ese acto delictivo?

El 28 de mayo, un cabo y un cabo primero de la Policía del Chaco –sección Rural de Puerto Tirol- terminaron detenidos e involucrados en una casa por abigeato.

Según lo poco que trascendió oficialmente, el propietario de un campo escuchó varios disparos en cercanía de su corral, donde se encuentra el ganado vacuno, es por eso que salió y vio en el lugar luces con destellos. Al asumir que se trataba de un patrullero, el denunciante no le dio mayor importancia.

Luego habría escuchado otras detonaciones, es por eso que el propietario del campo se dirigió al lugar. Al llegar, fue interceptado por un efectivo policial que se presentó como miembro de la Policía Rural indicando que estaban allí por un llamado telefónico en la que pedían presencial en el lugar. El denunciante, no accedió a mayor información y los efectivos se retiraron hacia la ruta nacional 16.

Al día siguiente el propietario volvió al corral y encontró a varios de los terneros heridos con armas de fuego en la misma zona donde estuvo el patrullero horas antes. También había huellas rojizas y de arrastre, y le faltaban dos terneros.

Eso indica una de las versiones, la otra versión –la que trascendió de un testigo- es que la situación fue más explícita. “Tenían los terneros arriba del patrullero” y así habrían sido vistos.

Para conocer detalles del hecho, Diario TAG dialogó con Ricardo Urturi, director del Órgano de Control Institucional (OCI) de la Policía de la provincia del Chaco, quien expresó que “hay actuaciones administrativas y judiciales, interviene el fiscal Francisco De Obaldía Eyseric. Hay dos personas que fueron aprehendidas y luego el fiscal dispuso la libertad sujeta al proceso judicial”

“Por otra parte, se iniciaron actuaciones administrativas en carácter de sumario administrativo y fueron suspendidos preventivamente con retenciones de haberes. Esta situación se puede prolongar hasta por 20 días, para determinar la responsabilidad que le pudiera caber a los empleados”, agregó Urturi sobre la situación de los dos policías involucrados en la causa “supuesto abigeato”.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry