Las últimas medidas adoptadas sobre la pesca comercial y deportiva en Chaco derivadas por la histórica bajante que atraviesa el Río Paraná estuvieron sujetas a modificaciones en las últimas horas luego de las manifestaciones encarnadas por pescadores, quienes promovieron un corte de tránsito en el puente interprovincial General Manuel Belgrano.

Estos cambios, según explicó la subsecretaria de Ambiente y Biodiversidad María Lidia Garrafa en Radio Libertad, se acordó ayer en una disposición con pescadores y consisten en la posibilidad de desarrollar durante tres días la pesca comercial más un día para la vuelta, la delimitación de espacios para la actividad y el cumplimiento de ciertas pautas para la venta de las piezas. “Se tuvo que flexibilizar esa resolución que habíamos fijado el año pasado porque tenemos pronósticos que esta bajante va a durar aproximadamente todo julio, agosto y no se sabe hasta cuándo. Tenemos que prepararnos”, respaldó.

“Se estuvo trabajando en la mesa pesquera y se llegó a una flexibilización de que, por debajo de los 2 metros, tomar en cuenta la posibilidad de la pesca comercial durante tres días con uno más de regreso, en total 4 días”, contó la funcionaria, y agregó también que “ayer pudimos establecer un modo de fiscalización y la determinación de las “canchas” que se puede pescar, así saben dónde pueden tirar el mallón”. “Se determinó el lugar, la fiscalización, y se permitió la pesca deportiva de viernes a domingo con devolución, y en esos días se elimina la pesca comercial. De esa manera estamos haciendo un sistema de rotación que supone que vamos a tratar de minimizar el impacto dentro de la fauna”, sintetizó.

“Este año todos tenemos que ser conscientes que estos efectos de cambios climáticos no están haciendo vivir a todos situaciones extraordinarias”, remarcó la subsecretaria, y explicó que “nosotros debemos velar por la protección de la biodiversidad, pero sin descuidar la actividad comercial y el medio de vida de más de 600/700 familias que viven en Chaco de la pesca comercial”. “Lo más importante es que la población tiene que saber que hay algunas especies vedadas como el Dorado, y, por otro lado, que las piezas que se venden deben estar precintadas”, indicó.

En marco de estas nuevas disposiciones, la funcionaria subrayó que “esta disposición se va a notificar a todas las fuerzas de seguridad que actúen en Chaco y la Brigada Operativa Ambiental para la fiscalización”. “Tenemos que ponernos todos a trabajar para cuidar la fuente laboral, pero también la fauna ictícola con lo que significa en esta situación de bajante y no dañar”, concluyó.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry