En el Día Mundial del Ambiente -dispuesto desde 1974-, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) busca sensibilizar a la comunidad en relación a temas ambientales, con la finalidad de intensificar la atención y la acción política, para lograr la motivación de las personas como agentes activos de cambio y del desarrollo sustentable y equitativo.

En muchos países esta celebración es una oportunidad para ratificar las acciones de concientización que debieran estar presentes a lo largo del año, firmar o ratificar convenios internacionales relacionados con el manejo ambiental y la planificación económica. En el día del ambiente la majestuosidad de la naturaleza debería ocupar el centro de la escena y no su destrato.

La humanidad, a lo largo de toda su historia ha estado explotando y destruyendo los ecosistemas de nuestro planeta. Cada tres segundos, el mundo pierde un bosque del tamaño de una cancha de fútbol. En el último siglo hemos destruido la mitad de nuestros humedales. En la actualidad el 50% de nuestros arrecifes de coral ya se han perdido y para 2050, podrían desaparecer en su totalidad.

El problema radica en que la ceguera por la falta de conciencia, respeto e inacción nos pone en umbrales de un cambio climático potencialmente catastrófico y devastador. La aparición de la pandemia, ha demostrado lo desastrosas que pueden ser las consecuencias por la pérdida de especies y ecosistemas. Al reducir el área de hábitat natural para los animales, hemos creado las condiciones ideales para que los patógenos, incluidos los coronavirus, se propaguen a los humanos.

Frente a este diagnóstico centrarse en la restauración se presenta como la única acción reparadora posible –además de frenar las causas que originaron esta crisis-, con la aplicación de políticas públicas de gobierno, orientadas enérgicamente a detener y revertir este significativo daño, pasando de la sobre explotación de la naturaleza, a su curación.

Para ello, y precisamente en este día, arrancará el Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de Ecosistemas (2021-2030), una misión global para revivir miles de millones de hectáreas, desde bosques hasta tierras de cultivo, desde la cima de las montañas hasta las profundidades del mar. Solo con ecosistemas saludables podemos mejorar los medios de vida de las personas, contrarrestar el cambio climático y detener el colapso de la biodiversidad.

Por Horacio Torres

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry