La ministra de Desarrollo Social detalló las políticas para la inclusión laboral de chaqueños y chaqueñas que implementa la cartera. El objetivo es generar oportunidades de empleo en los sectores más vulnerables y contribuir a los ingresos familiares.

El gobierno de la provincia del Chaco, a través del Ministerio de Desarrollo Social, lleva adelante políticas sociales inclusivas y destinadas a sostener los ingresos de las familias, entrelazándolas con acciones que conlleven a generar empleo formal.

Ante esta situación, amplificada por la pandemia del Covid-19, con políticas activas se busca reactivar la economía y la producción desde los sectores más vulnerables de la sociedad, los que presentan bajos ingresos y un mayor nivel de informalidad laboral.

Programas con fondos provinciales y nacionales como Renta Mínima Progresiva, Más Inclusión, Chaco Trabaja, Inversión Social y Potenciar Trabajo, cumplen con el objetivo de ayudar económicamente a las personas y vincularlas mediante formaciones continúas en oficios y que amplíen el horizonte laboral requerido por los mercados.

“Sabemos que los mejores programas sociales son aquellos que se traducen en trabajo y que permiten una mayor inclusión social y laboral genuina, al vincular a las personas con áreas y conocimientos productivos, con la profesionalización de los oficios, con la obtención de ingresos para los núcleos familiares”, expresó la ministra de Desarrollo Social, María Pía Chiacchio Cavana; y agregó que estas medidas de vinculación de planes sociales con el trabajo que se impulsan desde el Estado también permiten distintas posibilidades de formación en oficios, de terminalidad educativa, la iniciación laboral de personas, el descubrimiento de una vocación, la obtención de experiencias, y la posibilidad de egresar de los programas y planes para insertarse en puestos laborales superadores y con mayores ingresos.

“Programas como estos son indispensables para evitar el desaliento de las personas debido a la dificultad de conseguir empleo en este contexto de crisis y de pandemia”, aseguró la titular de la cartera.

Programas sociales inclusivos

Renta Mínima Progresiva (RMP), es el programa provincial que generó más posibilidades, en cuanto a cumplir con el doble objetivo de sostener la economía familiar de los rentados e impulsar salidas laborales con formaciones, mejorando la empleabilidad.

Es implementado en el Chaco desde 2020, implica asignación de ingresos complementarios, a cambio de que las y los más de 30.000 titulares del derecho realicen contraprestaciones vinculadas a terminalidad educativa, aprendizaje y fortalecimiento de oficios o labores productivas.

Algunas de las capacitaciones que se realizan desde la cartera social en coordinación con la cartera educativa y el Instituto del Deporte Chaqueño, están orientadas a la reparación y mantenimiento de electrodomésticos, el emprendedurismo de textiles y gastronomía, los cuidados domiciliarios, el entrenamiento deportivo, entre otras ofertas a saber: operador de informática para la administración y gestión, mecánico en refrigeradores de equipos domésticos, saberes digitales como modelado e impresión 3D, ensamblado y reparación de PC, montador electricista domiciliario, peluquería, horticultura, seguridad e higiene, gestión laboral, costos y presupuestos, operador de herramientas de venta online, educación financiera, embellecimiento de manos y pies, panadero, maquillaje profesional, albañilería y plomería, Además, las y los rentados pueden cumplir con contraprestaciones formándose en empresas privadas, en áreas estatales, en trabajo social de territorio en organizaciones de la sociedad civil.

Para continuar dentro del programa, mensualmente deben presentar las certificaciones correspondientes de formación y trabajo, como documentación de controles sanitarios y de la educación de niños a cargo, validándose además el cumplimiento de derechos esenciales en los núcleos familiares.

Otro de los programas es Más Inclusión, que de manera similar a RMP, asigna una prestación económica complementaria para que las personas beneficiarias realicen pasantías, entrenamientos o se profesionalicen en distinto tipo de actividades en los 125 dispositivos de contención integral con que cuenta la cartera social.

Actualmente la provincia cuenta con 2.300 titulares de derechos, incluidos en esta propuesta de formación con inserción laboral y desarrollo humano, recibiendo capacitaciones en materia de trabajo social, cuestiones de género, protección de derechos de infancia, adolescencia y adultos mayores, prevención de adicciones, abordaje de situación de calle y violencias. Además, se les brinda cobertura médica y seguro de vida.

Chaco Trabaja, es otra de las propuestas del ministerio que apunta a promover la inclusión laboral mediante el fomento de proyectos comunitarios, laborales y de servicios, llevados adelante por cooperativas en barrios populares. Son 30 las cooperativas que actualmente se encuentran adheridas al programa, realizando permanentemente trabajos sociales de refacción y mantenimiento de espacios comunitarios, escolares y tareas asistenciales en los sectores más vulnerables.

Con una iniciativa de similares características, se lleva adelante el programa Inversión Social, fomentando a través de subsidios distintos proyectos de organizaciones civiles que realizan actividades en beneficio de poblaciones vulnerables, ejecutando trabajos vinculados a construcción, reciclado, agricultura, producción de alimentos y textiles, economía del cuidado y fortalecimiento de oficios.

También la provincia viene ejecutando el programa nacional Potenciar Trabajo, con el cual se propone mejorar la empleabilidad de las y los titulares de derecho, posibilitando su inserción laboral asignando un ingreso, a cambio de que las personas cumplan contraprestaciones laborales y formativas.

La iniciativa cuenta con más de 3.700 chaqueños y chaqueñas incluidos, que se encuentran realizando proyectos de huertas familiares para comercializar en mercados populares, capacitándose en prevención de violencia y de adicciones en sectores vulnerables, trabajando en obras de infraestructura social básica o terminando sus estudios.

Empleo social

La generación, fortalecimiento y reconocimiento del trabajo social, comunitario y el autoempleo está entre los objetivos prioritarios del Gobierno del Chaco a través de las acciones llevadas adelante por el Ministerio de Desarrollo Social provincial en consonancia con la cartera homónima nacional. “En el marco del Plan Chaco Reactiva, tenemos el objetivo fundamental de impulsar a la provincia, partiendo de mejorar la situación de ingresos y laborales de los sectores más vulnerables e informales de la economía”, aseguró Chiacchio Cavana.

Además de los programas mencionados, la cartera social realiza capacitaciones sobre inclusión financiera para emprendedores y emprendedoras, articulando con municipios se efectúa la entrega de herramientas, maquinarias e insumos para el trabajo a productores en toda la provincia con el Plan Emprendemos Todxs.

También se potencian proyectos autónomos, se otorgan créditos no bancarios mediante el programa Banca de Todxs y se impulsan obras para urbanizar barrios populares, generando posibilidades laborales y movimiento económico.

La titular de la cartera social mencionó que "estas iniciativas tienen como ejes transversales generar trabajo digno, garantizar la inclusión social de las personas más relegadas del mercado laboral, como mujeres, jóvenes, personas con discapacidad y las disidencias”.

Por último, apuntó que “todos estos esfuerzos del gobierno están dando sus frutos en la recuperación del empleo, el aumento de la presencia de los mercados populares, la creciente producción local y comunitaria y en la mayor profesionalización de las y los trabajadores de la economía del cuidado”.

 

 

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry