El "Tatengue" y los brasileños igualaron 0 a 0 en el estadio 15 de Abril de la capital santafesina, por uno de los cinco partidos por el torneo internacional.

Unión empató este jueves 0 a 0 con Fluminense, de Brasil, en Santa Fe, y ahora deberá ganarle a Junior, en Colombia, en la última fecha de la fase de grupos, para ser el primero de la Zona H de la Copa Sudamericana y consecuentemente pasar a los octavos de final.

Unión salió a buscar el arco rival desde el primer minuto con la presencia de Alvez y Luna Diale arriba, más las subidas, de Zenón, Peralta Bauer y los laterales.

Mientras que el equipo dirigido por Fernando Diniz presentaba una línea de 4, luego un volante central típico, dos internos, Ganso como enganche y el argentino Germán Cano y Luiz Henrique como puntas.

Sin tanta precisión y con cierto desorden, Unión hizo trabajar al arquero Fabio, mientras que el arquero Santiago Mele era un espectador. Luego el orden implementado por Diniz les permitió a los brasileños equilibrar el desarrollo.

Y a partir de ese momento el encuentro se jugó de área a área, pero sin darle mucho trabajo a ambos guardametas y los volantes ganaron en posesión y así se fue trabando el encuentro. Pero los cariocas optaron por tratar de abrir el marcador con disparos desde afuera del área de parte de Cano y Wellington, que por poco no fueron gol.

Dio la impresión que la presión de clasificar incrementó las dudas y las inseguridades de los futbolistas de ambos equipos.

En el segundo tiempo Fluminense siguió bloqueando a Unión, que generaba riesgo con tiros de esquina y pelota parada como la tapada de Fabio ante un remate de Luna Diale que capturó un rebote.

Las urgencias de ambos equipos generaron nervios para jugar, muchas imprecisiones y entrando en los últimos 15 minutos del cotejo, apareció la pierna fuerte y la actitud copera. Y a partir de los últimos 10 minutos, los jugadores de Unión se empaparon de la energía que transmitía Munúa desde el banco con ademanes, gritos y aliento y lograron empujar a los visitantes contra su arco.

Así, faltando cuatro minutos, Luna Diale erro un gol casi cantado luego de una jugada con varios toques que abrió la defensa carioca. Y precisamente los dirigidos por Diniz en ningún momento mostraron interés por seguir disputando el segundo torneo continental.

Con este resultado, Fluminense necesitaría una asociación de resultados para poder pasar a la segunda ronda de la Copa, dejando la pelea para entrar en octavos en manos de Junior, de Barranquilla y Unión, que de ganar el jueves 26 de mayo en Barranquilla estará automáticamente a los octavos de final.

La desazón se pudo ver en el rostro del uruguayo Gustavo Munúa cuando su compatriota, el árbitro Andrés Cunha pitó el final del encuentro, ya que esperaba ganar para llegar al partido frente a Junior con el empate como bandera para ir a octavos.

Las posiciones del grupo quedaron así: Junior 10 puntos (+6 de diferencia de gol), Unión 9 (+4), Fluminense 8 (+1) y Oriente Petrolero, de Bolivia 0 (-11).


COMPARTIR