En Makallé, durante el Primer Encuentro de Talleres Textiles, el gobernador entregó mil máquinas a unidades productivas, habló del potencial de crecimiento de la industria y sostuvo: “En homenaje al Chaco, Argentina debe propiciar herramientas para que vistamos desde aquí a todos los argentinos”. El objetivo es llegar a cerca de 2000 máquinas y confeccionar unas 500 mil prendas por mes.

En el marco del Primer Encuentro de Talleres Textiles, el gobernador Jorge Capitanich y la vicegobernadora Analía Rach Quiroga hicieron entrega, en Makallé, de 1000 máquinas a unidades productivas del sector. La actividad tuvo lugar en el Polideportivo de la localidad y comenzó con emprendedores textiles que compartieron sus experiencias. “En homenaje al Chaco, Argentina debe propiciar las herramientas para que nosotros vistamos a los argentinos”, instó el mandatario.

Lo acompañaron la ministra María Pía Chiacchio Cavana (Desarrollo Social), el ministro Sebastián Lifton (Producción, Industria y Empleo), el intendente local Marcelo Angione, la subsecretaria de Industria, Laura Binaghi, y Marcela Ortíz y Rocío Domínguez, a cargo de la coordinación general de la Unidad Ejecutora de Políticas Sociales del Ministerio de Desarrollo Social. La actividad contó con varias charlas y talleres, además de experiencias que emprendedores textiles compartieron con los presentes.

En el cierre del evento, y en el marco de las políticas para el desarrollo de la industria textil en el Chaco, el gobernador habló de promover talleres textiles populares en cada municipio, que hagan posible exhibir todas las prendas de vestir producidas por emprendedores, con una marca registrada y certificada, y que “vengan contingentes a comprarles”. “Aparte de capacitar a jóvenes y adultos para el trabajo, necesitamos la certificación de la marca registrada y una ayuda en materia de página web y sistemas logísticos de distribución”, indicó.

Luego, destacó: “El ingenio de nuestro pueblo supera cualquier barrera. Hoy es el primer paso. Para diciembre de este año, quisiéramos hacer una gran feria popular con 10 mil personas, que genere la mayor manifestación de producción de la economía popular textil, para vender a chaqueños, chaqueñas, argentinos y argentinas, y demostrar que desde el Chaco la producción textil es posible a través de los talleres”.

Oportunidades de empleo para chaqueños y chaqueñas

Antes, el gobernador recordó al fallecido intendente Juan Svriz, bajo cuya gestión se construyó “este magnífico polideportivo” que fue sede del encuentro del sector textil. “Junto a Analía (Rach Quiroga), trabajamos una propuesta, que es lograr oportunidades de empleo para chaqueños y chaqueñas”, indicó Capitanich, recordando la visita durante la mañana al parque industrial de Puerto Tirol para presentar detalles del programa Fomentar Empleo.

“Necesitamos que la provincia tienda a reducir la informalidad laboral, y ponemos un dispositivo entre 25 mil y 45 mil pesos, entre 6, 24 a 30 meses, para garantizar que aquellas personas que están trabajando informalmente puedan tener, por parte del empresariado, una herramienta para dejar de trabajar en negro”, marcó.

En esa línea, habló del registro en la Economía Popular, donde se anotaron 154 mil chaqueños y chaqueñas, de quienes el 40% trabajaban en la agricultura familiar. Son quienes, a través de 105 consorcios de servicios rurales, producen frutas, verduras, hortalizas, carne, leche, huevos y venden en sus localidades.

Al abordar las líneas de trabajo en materia de empleo, entre los distintos sectores entre los cuales se cuentan el de producción de alimentos e infraestructura social básica para las localidades, Capitanich resaltó acerca de la producción de la industria textil, el orgullo que significa para la provincia la marca Chacú, con prendas de vestir fabricadas por talleres textiles, y “cada vez más prendas de origen chaqueño de buena calidad”.

1700 máquinas y 5000 trabajadores

Durante la actividad en Makallé, en el marco de las medidas de incentivo para la industria textil, fueron entregadas simbólicamente cinco máquinas, pero se entregarán un total de 1000 y la meta trazada es llegar a 1700 máquinas, con 5000 trabajadores de la industria textil que puedan producir prendas de vestir a través de estos talleres.

“Tenemos que hacer 500 mil prendas de vestir por mes, lo que implica 6 millones de prendas al año, 6 millones de argentinas y argentinos que deberían tener prendas chaqueñas a precios convenientes, no marcas que salen 30 mil pesos y son inaccesibles. Nosotros las podemos ofrecer a 1500 o 2000 pesos, para que todo nuestro pueblo pueda acceder a prendas de buena calidad, producidas en el Chaco con el algodón chaqueño”, subrayó Capitanich.

Tras recordar el liderazgo chaqueño durante un siglo en la producción algodonera, el gobernador repasó los esfuerzos para integrar la cadena y lograr los eslabones finales de producir moda. Y mencionó, dentro del esquema de producción textil, las permanentes inversiones de Santana Textil, en el parque industrial de Puerto Tirol, incluido el último anuncio que generará 312 nuevos empleos.

“En homenaje al Chaco, Argentina debe propiciar las herramientas para que nosotros vistamos a los argentinos y las argentinas, y por qué no a parte de Sudamérica”, instó, destacando el potencial de producción de denim y también de exportación.

“Me interesa que trabajen y generen ingresos para sus familias a través de las máquinas que podemos aportar nosotros”, sostuvo el mandatario.

Asimismo, recordó que en la provincia también se fabrican barbijos, camisolines, cofias, cubrepiés, gasas y apósitos. “Estamos trabajando con San Luis para que nos provean con medicamentos genéricos y nosotros les enviemos reactivos, y todos los productos textiles, a precios más baratos para abastecer a todo su sistema sanitario”, comentó, y enfatizó: “Nuestros trabajadores de la salud pública y privada tienen que tener las prendas de vestir que ustedes pueden producir, porque tenemos garantizado nuestro trabajo”.

Para Capitanich “hacer de Argentina un país industrial es el gran desafío que tenemos, con trabajadores y trabajadoras de la economía popular, porque no van a existir grandes inversiones corporativas, van a existir talleres bien organizados y capacitados, que puedan producir, vender bien y lograr mejores ingresos para las familias”.

Reforma en la educación técnica

Por último, el gobernador planteó la necesidad de reformar la educación técnica y de educación profesional, para que niños, niñas y adolescentes se formen para el trabajo. Con las modificaciones, será posible “certificar saberes y que puedan trabajar”, señaló.

“El trabajo es el bien más escaso de la humanidad. El trabajo dignifica y ustedes son ejemplo de trabajo, emprendedurismo, tenacidad, esfuerzo. Lo más importante no es sólo tener las máquinas, sino también capacitarse bien para producir mucho”, cerró.

Desarrollo de la industria

De acuerdo a las proyecciones del Plan de Producción para el Desarrollo de la Industria Textil, la provincia pasará de 4.681 tipos de prendas confeccionadas en 2020 a 37.500 tipos durante este año.

Entre los objetivos de este plan se destaca el desarrollo de la cadena de valor textil y la premisa de lograr que cada chaqueño y chaqueña produzca lo que consume; además de generar oportunidades de trabajo en relación de dependencia, autogestivo, y cooperativo; y contribuir al desarrollo emprendedor, con perspectiva de género y ambiental.

En cuanto a la proyección de construcción de talleres textiles, se estipula pasar de 46 talleres (municipales, autogestivos, independientes) en 2020 a 150 talleres textiles en 2022.

Se destacan como metas alcanzadas por la gestión, la entrega de 2.800 máquinas, herramientas e insumos entregados a Unidades Productivas Textiles, a las que se suman las 1.000 máquinas, herramientas e insumos entregadas en esta ocasión; 2.950 trabajadores y trabajadoras alcanzadas, 23.678 metros de jeans chaqueño entregados y 56 diseñadores de autor.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry