Con énfasis en la promoción de alimentos más saludables, el cuidado del ambiente y la economía circular, la Agencia I+D+i del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de Argentina lanzó una convocatoria para financiar hasta el 80% de proyectos en los que participen empresas nacionales del sector asociadas con al menos una institución de ciencia y tecnología, mediante aportes no reembolsables que totalizan 1.800 millones de pesos.

“La expectativa es financiar unos 30 proyectos”, aseguró a la Agencia CyTA-Leloir Laura Toledo, ingeniera industrial con posgrados en gestión de la transferencia científico-tecnológica y gestión del desarrollo emprendedor, que dirige el Fondo Argentino Sectorial (Fonarsec) de la Agencia I+D+i.

Las cinco líneas de acción que son objeto de la convocatoria incluyen iniciativas para sustituir aditivos que no conviene ingerir en exceso; la incorporación de ingredientes que mejoren las propiedades o el perfil nutricional de los alimentos; el desarrollo y la puesta en práctica de técnicas y equipamientos innovadores; la fabricación de nuevos materiales para envases sostenibles; y la utilización de desechos o subproductos de la cadena industrial para generar nuevos alimentos.

“No somos solo un país de commodities. Argentina también puede mostrarse al mundo por su capacidad de innovación y de agregar valor”, señaló durante el acto de presentación en la Cancillería el ministro de Ciencia, Daniel Filmus.

“Es el Estado quien financia, centralmente, la investigación básica sin la cual no hay investigación aplicada. Es por eso que la articulación del sector público con el sector privado debe ser virtuosa para poder desarrollar ciencia y tecnología propias”, añadió el funcionario.

El presidente de la Agencia, Fernando Peirano, sostuvo que con esta acción aumenta en más del 50% la inversión en I+D del sector de alimentos para el período 2022-2023. “La investigación y desarrollo aparece como un imperativo para salir y conquistar nuevos mercados”, expresó.

Por su parte, Vera Álvarez, doctora en Ciencias de los Materiales, investigadora del CONICET y vicedirectora del Instituto de Investigaciones en Ciencia y Tecnología de Materiales (INTEMA), que depende también de la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMdP), señaló que “tenemos muchos residuos bioindustriales a partir de los cuales se pueden obtener polímeros biodegradables para envases”. Sin embargo, la también presidenta de la Fundación Argentina de Nanotecnología destacó que, para que los avances en el laboratorio le sirvan a la industria, tienen que poder ser escalados, deben ofrecer una performance similar sin aumentar mucho los costos y usar la misma maquinaria.

El abogado Daniel Funes de Rioja, presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL) y de la Unión Industrial Argentina (UIA), recordó que en Argentina hay 14.500 empresas de la industria de alimentos, de las cuales la gran mayoría son pymes. “Esta convocatoria es sumamente útil, sobre todo para las pymes y las empresas del interior del país”, aseguró.

La fecha de cierre de la convocatoria es el 6 de octubre de 2022. Para más información, se pueden consultar las bases y condicioneso escribir [email protected]


COMPARTIR