Los monitoreos se realizaron en cinco puntos del río para evaluar la calidad del agua considerando la situación extraordinaria de bajante. Los valores de pH, conductividad y oxígeno disuelto se encontraron dentro de los parámetros normales.

La Administración Provincial del Agua (APA), con la colaboración de la Prefectura Naval Barranqueras, llevó adelante monitoreos en cinco puntos del río Paraná para evaluar la calidad del agua considerando la situación extraordinaria de bajante. A pesar de la atípica situación, los valores de pH, conductividad y oxígeno disuelto se encontraron dentro de los parámetros normales.

Los monitoreos fueron realizados aguas arriba de la confluencia con el río Paraguay, en la Isla del Cerrito; en el canal de navegación frente a Paso de la Patria; a la altura del barrio San Pedro Pescador, en cercanías del puente; en el riacho Barranqueras, en la toma de Sameep; y en la Isla Palomera.

La práctica consiste en medir diversos parámetros del cauce como ser la temperatura ambiente; temperatura del agua; conductividad; pH; Turbidez; Sólidos Disueltos Totales; y Oxígeno Disuelto. El programa de monitoreo se enmarca en la Política Hídrica del Chaco establecida por la Ley 555 R.

Asimismo, se toman diversas muestras del agua para que luego sean estudiadas en el Laboratorio de Aguas del organismo. Con las muestras obtenidas se realizan análisis bacteriológico, de algas, fisicoquímico, metales pesados, DBO y DQO, hidrocarburos y pesticidas.

Los monitoreos son llevados a cabo en conjunto por la Dirección de Preservación del Recurso de la Administración, integrada por la magíster en Impacto y Gestión Ambiental Nancy Raffault; la magíster en Gestión Ambiental Natalia Polich; y el Técnico Juan Cruz Parera; y el Laboratorio de Aguas de la APA.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry