Dady Brieva cambió sus risas habituales por lágrimas de emoción y felicidad, algo que sólo el fútbol puede lograr. Ninguna otra actividad, ningún otro deporte genera lo que la pelota y 22 personas corriendo detrás de ella logra.

Al humorista lo grabaron viendo los instantes finales del partido que Colón de Santa Fe le ganó a Racing para consagrarse campeón del fútbol argentino por primera vez en su historia.

Fuente: Minuto1

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry