Al menos 33 personas fallecieron y otras ocho se encuentran desaparecidas en el centro de China a causa de lluvias torrenciales, según un nuevo reporte difundido por la televisión nacional.

Las precipitaciones sin precedentes cayeron el martes por la noche en Zhengzhou, una ciudad de 10 millones de habitantes localizada a 700 kilómetros al sur de Beijing, donde una línea del metro quedó anegada y centenares de vehículos fueron arrastrados.

Unas 376.000 personas fueron evacuadas y más de 200.000 hectáreas quedaron sumergidas, por lo que los daños se elevan a 1.220 millones de yuanes, unos 188 millones de dólares, según la cadena CCTV, que cita los servicios de emergencia locales.

El presidente Xi Jinping calificó las inundaciones de "sumamente graves" y el Gobierno desbloqueó una ayuda de urgencia de 100 millones de yuanes para Henan, la poblada provincia de la que Zhengzhou es capital.

El país sigue impactado por las imágenes de la línea 5 del metro, sumergido por una crecida súbita, con pasajeros que mantienen la cabeza fuera del agua subidos a los asientos mientras escasea el aire.

Algunos barrios de la ciudad continúan bajo el agua, mientras personal de limpieza, bomberos y socorristas trabajan en el lugar.

Cambio climático

"El agua subió hasta ahí, a unos 80 centímetros", señaló a la agencia AFP Chen, patrón de un restaurante popular de la calle Yongan.

Numerosos hoteles han dejado de recibir clientes, debido a la falta de electricidad o agua potable.

A su vez, muchas personas procedentes de otras partes del país quieren irse, pero los transportes públicos están suspendidos.

"Trato de regresar a Shanghái", explicó a la AFP Zhang Peng, quien intentaba reservar un tren desde una aplicación en su teléfono.

Los expertos culpan al cambio climático de estas precipitaciones, las más violentas en la región desde que se empezaron a recopilar datos hace 60 años y algunos hablan incluso de las "peores inundaciones del milenio".

Fuente: Télam

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry