De la mano, supieron conquistar los 90, siendo parte importante de la moda de aquella década. Pero de un día para el otro esa sociedad se terminó y luego el caos.

Pancho Dotto y Valeria Mazza fueron dos grandes exponentes de la moda en la década del 90, cada uno desde su lugar. El representante fue su descubridor y de la mano crecieron hasta lo más alto. Por supuesto, la carrera de Mazza rompió todos los moldes y en un momento decidió abrirse para seguir por su cuenta. Fue en ese momento en el que la amistad se fue por la borda.

Sobre lo que ocurrió hay varios trascendidos. En alguna oportunidad los protagonistas hablaron, pero cada uno defendió su postura. Dotto supo decir que se sintió traicionado cuando ella se alejó de a su agencia de un día para el otro y sin avisar. Hasta se habló de estafas de por medio.

Más allá de esto, en las últimas horas se encontraron y se produjo un momento de mucha tensión cuando se vieron. Ocurrió en un evento organizado por Para Ti. Por esas cosas de la vida llegaron a la misma hora, y se toparon en el ingreso. Esto provocó que la cámara de Intrusos, allí apostada, le preguntara a Pancho por este reencuentro. La última vez que se habló del tema también fue tirante, cuando ella festejó los 50 y no lo invitó.

“Hay una relación de respeto, pero nada más”, comentó y rápidamente tiró la pelota afuera con algo de tensión en su respuesta: “Vuelven a insistir con un tema viejo, que pasó de moda. Yo ya dije todo lo que tenía que decir. No quiero agregar nada”.

Luego de eso, mostraron que una vez que ingresaron, estos dos protagonistas se saludaron de manera fría, nada efusivo pese a que hace mucho no se veían. Cruzaron dos palabras y cada uno siguió por su lado. Al final, Valeria se frenó y habló del tema: “Me sorprendió verlo después de tanto tiempo, años que no lo veía. Después les cuento”.