Un joven de unos 20 años aprovechó este sábado que su madre le dejó la casa para él solo e invitó a 57 personas en lo que terminó siendo una fiesta clandestina prohibida por las restricciones dispuestas para mitigar el impacto de la segunda ola de coronavirus en Argentina. La Policía arribó al lugar terminaron todos manos arriba y contra la pared. Ocurrió en la localidad bonaerense de San Justo.

Al llegar al domicilio de Montañeses al 4.900, la Policía instó a que apagaran la música y abandonaran la casa. Ya en la vía pública, procedieron a identificarlos y cachearlos. Dos de los participantes eran menores de edad.

De acuerdo al DNU que firmó el presidente Alberto Fernández para mitigar los efectos de la segunda ola de coronavirus en Argentina, no se permiten las reuniones sociales en domicilios particulares del AMBA.

El promedio de edad de los pacientes con coronavirus internados en Unidades de Terapia Intensiva (UTI) descendió en esta segunda ola, según intensivistas e infectólogos, quienes establecieron como posibles causas que existe un gran número de personas jóvenes contagiadas y que gran parte de los mayores de 70 años ya fueron vacunados.

MinutoUno

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry