Un youtuber modificó su perro robótico Spot, fabricado por la compañía estadounidense Boston Dynamics, para que orine cerveza en un vaso cuando se le ordena.

Con un poco de imaginación y valiéndose de sus habilidades tecnológicas, así como de códigos informáticos y algunos dispositivos, Michael Reeves convirtió a Spot en un compañero de bebida. Tras las modificaciones que le hizo, el perro robot fue capaz de identificar los vasos en el piso, colocarse sobre ellos y liberar un chorro de cerveza.

Reeves programó el robot con un modelo de aprendizaje automático TensorFlow para que paseara por la habitación en busca de vasos de plástico. Sin embargo, las cámaras que Spot monta de fábrica no son suficientemente buenas para la tarea (y la mejora de las cámaras cuesta 29.750 dólares adicionales en Boston Dynamics), por lo que tuvo que conectarle una cámara externa (que compró en Amazon por apenas 30 dólares).

El Piss bot 9000 ('Robot meador 9000', en español), como fue denominado, "funciona a la perfección el 35 % del tiempo", asevera Reeves.

Según el portal The Verge, el precio de un perro robótico de Boston Dynamics oscila en torno a los 75.000 dólares. Hasta ahora han sido adquiridos para diferentes propósitos, que van desde el uso militar y las actividades agropecuarias hasta curiosos experimentos como los de Michael Reeves.

Fuente: Minuto1

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry