El futbolista tomó medidas legales para proteger a sus hijos.

Hace ya unas semanas que Camila Homs le inició una demanda millonaria a Rodrigo De Paul. Luego de 11 años de amor, la pareja se separó y aunque en principio parecía que en buenos términos, ahora está todo mal. La modelo solicita que se establezca una cuota alimentaria para sus dos hijos, un régimen de visitas y además una compensación económica para ella que lo acompañó al futbolista durante toda su carrera.

La semana pasada, Homs realizó una producción de fotos para la Revista Caras y en la entrevista lanzó durísimas declaraciones contra su expareja. "Todavía no puedo decir en qué momento estoy, pero pasé por todas las etapas aunque siento que ya transité por un montón de estados. En un primer momento sentí decepción y angustia porque yo tenía un proyecto en mente y pasa algo así y te preguntás dónde queda todo eso. Después, esperás porque suponés que se puede remontar", afirmó la joven.

Debido a estos dichos, el cronista le preguntó si había pensado volver con el futbolista y la modelo fue categórica: "Hasta hace poco tiempo podía pensar en una reconciliación, pero ahora ya no". Luego, la modelo se refirió a su forma de ser en sus relaciones: "Soy extremadamente celosa y lo que es mío, es mío y ni lo mires. Soy posesiva mal. Con lo mío no se metan, defiendo mis cosas. Soy recontra conservadora. Apuesta mucho a la familia, siempre fui muy fiel".

En varios programas de televisión, afirmaron que la suma que estaría pidiendo Homs es muy elevada para De Paul. Por lo cual, la expareja no estaría llegando a un acuerdo económico en la Justicia y las aguas cada vez se tornan más turbulentas.

Ahora, esta escandalosa separación sumó un nuevo capítulo. Desde Madrid, iniciando la pretemporada del Atlético, el futbolista quiso poner un freno a la ola de críticas mediáticas que recibe desde que blanqueó su noviazgo con Tini Stoessel. ¿El motivo? El jugador tema por la seguridad de sus hijos frente a toda la información que está circulando.

En Intrusos dieron más detalles acerca de la medida cautelar que pidió el mediocampista de la Selección Argentina ante la Justicia: "Rodrigo De Paul manifestó que el pasado 21 de junio durante la emisión del programa Socios del espectáculo, la señora María Lucila Fernández habría referido que el denunciante había mandado a seguir a su expareja, Camila Homs", comenzó diciendo Maite Peñoñori.

"De Paul expresó que al arribar al país, decidió que los hijos que tienen en común vivieran con él. Por lo que si siguieron a su expareja, los niños podrían estar en riesgo. Agregó que se hablaba mucho de su separación y del dinero que estaría en juego. Esto que decía yo, si se está hablando de tantos euros y de tanta plata, sienten que los chicos yendo al colegio o a un evento, corren un riesgo", continuó.

Luego, frente a la repercusión mediática de su separación, Peñoñori explicó: "Solicitó la inmediata intervención judicial y una medida cautelar que restrinja la divulgación de información relacionada a su separación con Camila Homs. Dicen que siempre que hay menores de por medio, suelen salir rápido estas cautelares para protegerlos. Esto no es puntualmente para Socios del espectáculo sino para todos los medios, que no se hable puntualmente de los niños ni de montos".

Finalizando, la panelista contó qué es lo que más le molestó al jugador de lo que se dice en los medios: "Él dijo que con total ligereza se está hablando de millones y millones de dólares que estarían en juego en el marco de su separación y que eso podría generar algún riesgo para los niños". Y afirmó que la Justicia resolvió prohibirles a los medios de comunicación que difundan información, datos e imágenes de los menores.

 


COMPARTIR