El esposo de la reina Isabel de Inglaterra, Felipe Mountbatten, murió este viernes a los 99 años y, según el comunicado oficial, "falleció pacíficamente en el castillo de Windsor", donde vivía con quien era su esposa desde 1947.

Aunque no se confirmaron las causas del deceso, se sabe que enfrentó numerosos problemas de salud durante los últimos meses, incluso fue operado del corazón y estuvo internado varias semanas.

De hecho y según trascendidos, los médicos de la casa real habían recomendado que permaneciera internado en observación, pero ese no era su deseo: “El duque tenía el ferviente deseo de morir en la paz de su hogar”, reveló una fuente británica a The New York Post.

"Sabíamos que cuando lo llevaron de vuelta al castillo era para que muriera en sus propios términos. No en una cama de hospital, sino en su propia cama”, detalló la fuente al mencionado diario.

Pero no el único último deseo de quien en junio hubiera alcanzado el siglo de vida: si bien tiene derecho a recibir un funeral de Estado, el propio Felipe había manifestado su voluntad de tener sepelio militar.

Fuente: Minuto1

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry