En el día de la prueba de VIH, salud recuerda la importancia de los test anuales

Previous Next

En el día de la prueba de VIH, este 27 de junio, el Ministerio de Salud Pública del Chaco recuerda la importancia de los test gratuitos anuales, entre los 13 y los 64 años. Especialistas remarcaron las diferencias entre VIH y el Sida y destacaron la relevancia de no discontinuar los tratamientos en casos positivos así como también el uso de preservativos en las relaciones sexuales, en tanto medida de prevención más efectiva.

 

La cartera sanitaria realizó una encuesta vía redes sociales a 300 personas de manera aleatoria, lo que arrojó el siguiente nivel de conocimiento: el 48% nunca se hizo una prueba, el 52% no sabía que lo ideal es hacerse el test al menos una vez al año, y el 53% no habla del tema con su familia y amigos.

 

El VIH es una enfermedad de transmisión sexual que en la actualidad cuenta con métodos de detección y tratamientos eficaces que permiten la disminución de la carga viral y garantiza una vida normal a las personas que cuentan con diagnóstico positivo.

 

Especialistas médicos explicaron la importancia de realizarse los análisis de VIH por lo menos una vez al año. “No hay que tener temor a los estudios: hay que realizar todas las preguntas y consultas que sean necesarias. A su vez aquellas personas que corren con mayores riesgos de contraer el virus por diversos motivos, se aconseja la realización del análisis dos veces al año”, señaló el jefe del programa de ETS, VIH y Hepatitis Virales del Ministerio de Salud Pública del Chaco, Juan Quintana.

 

La importancia de las evaluaciones de VIH radica en la posibilidad de transmisión a través de personas que no presentan síntomas y desconocen que son portadoras y transmisoras del virus. “El VIH es una infección que suele ser asintomática durante un largo período de tiempo, que va desde meses hasta 3 años, lo que no significa que no se pueda transmitir. Generalmente lo que pasa es que la mayoría de la gente está infectada, no lo sabe y al no usar preservativos en sus relaciones sexuales puede transmitir el virus”, explicó el funcionario.

 

El diagnóstico de VIH está protocolizado internacionalmente e indica que los test cuando dan positivo tienen una segunda instancia de confirmación de cargas virales. Si la segunda determinación da positiva, es considerado paciente VIH. 

 

Quintana remarcó que el VIH por tratarse de una enfermedad de transmisión sexual, la única manera más eficaz de prevenir los contagios y la transmisión del virus es el uso de preservativos en las actividades sexuales.

 

Por su parte, el tratamiento en pacientes positivos de VIH es fundamental para garantizar una mejora calidad de vida y evitar la reproducción del virus en el organismo. En ese sentido dijo que uno de los objetivos del tratamiento del VIH es negativizar y disminuir a su mínima expresión la carga viral, que es la cantidad de partículas virales que hay en el organismo por la reproducción y replicación del virus en las células. “Los medicamentos, mediante mecanismos moleculares, logran bloquear al virus y evitan que se reproduzca”, amplió.

 

Algunos pacientes con VIH presentan la situación de “indetectable” que se da cuando el tratamiento es cumplido por el paciente. “La situación de indetectable es un objetivo del tratamiento y asegura que la persona no tenga progresiones en la enfermedad o de la infección y hace que no pueda transmitirla. El hecho de tener menor replicación viral hace que nuestro sistema inmunológico funcione de manera más armónica y adecuada”, se explayó Quintana.

 

Diferencias entre VIH y Sida

 

Una de las consultas más frecuentes que reciben los médicos son las diferencias entre VIH y Sida. Existen diferencias clínicas: en un estado de VIH la persona no tiene ninguna afección clínica y no posee ninguna enfermedad infecciosa que tenga que ver con la disminución de las defensas; el paciente contagiado se encuentra bien físicamente pero puede no saber que tiene el virus porque no fue diagnosticado, ya que la enfermedad no produce síntomas durante bastante tiempo. 

 

Cuando se presenta la situación de Sida, es una infección más grave porque significa que la persona está con patologías de tipo infecciosas como neumonías muy severas, infecciones en el sistema nervioso central, la presencia de tumores ginecológicos o de la piel, entre otros. “Hablamos de Sida porque es un estadio clínico de gravedad en la infección”, puntualizó el jefe del programa de ETS, VIH y Hepatitis Virales.

 

“Muchas veces las personas pueden estar con una infección y el diagnóstico se hace tardíamente cuando presenta un estado avanzado de la enfermedad a la que llamamos Sida. También puede pasar que aquellas personas que están diagnosticadas y luego de un tiempo abandonan el tratamiento, por lo que en el término de unos meses o un año pueden presentar de nuevo algún cuadro de gravedad por Sida”, manifestó el especialista remarcando la importancia de los test periódicos de VIH y el cumplimientos de los tratamientos indicados en pacientes con diagnóstico positivo.