Mientras los fanáticos siguen tarareando al ritmo de “Hasta que me olvides” que dejó el episodio anterior, se estrenó el tercer capítulo de Luis Miguel, la serie donde se retoma la relación del cantante con su hija Michelle Salas y se dejan ver los primeros detalles de su rivalidad con Cristian Castro.

Después de once años sin hablarse ni verse, Luis Miguel decide retomar – o casi crear desde cero – su vínculo con su hija Michelle Salas (Macarena Achaga), fruto de su relación con Stephanie Salas.

La eterna rivalidad entre Luis Miguel y Cristian Castro
En el tercer capítulo de Luis Miguel, la serie, aparece un personaje ficcionado que hace clara referencia a Cristian Castro. Bajo el nombre de Cris Valdés, el Sol de México deja salir a la luz las primeras versiones sobre su rivalidad con el también cantante mexicano.

Corría el año 1992 y Cristian Castro comenzaba su exitosa carrera en México con su protagónico en “Las secretas intenciones”, novela que en la serie se nombra como “Las secretas tentaciones”.

Ese mismo año, el cantante lanzaba su primer disco “Agua nueva”, con el hit “No podrás” que se convertiría en un suceso en todo el continente.

En la ficción “No lo harás” llega, tal como sucedió en la realidad, al tercer puesto de la lista Billboard Hot Latin Tracks, sonando en todas las radios, algo que a Luis Miguel no le cae nada bien.

La rivalidad entre ambos llega al punto que, según la serie, Luis Miguel llega a echar a su guitarrista Kiko Cibrián porque había producido un LP para Cristian Castro.

Fuente: Minuto1

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry