La apertura oficial de la Fiesta del Chamamé es el espacio para homenajear a las figuras que se han destacado en el quehacer chamamecero de la ciudad y a quienes han sido generosos con su contribución a la cultura popular. 

En esta oportunidad, el homenaje central es para el gran poeta tirolero Adolfo “El Negro” Cristaldo, quien en su única obra: Razachaco supo plasmar el espíritu profundo de su gente y el sentir de un pueblo que asomaba a la vida con identidad propia y tradiciones que comenzaban a echar sus raíces. 

También, la empresa Unitán homenajeó especialmente a Alfredo Bordón, gerente de Relaciones Instituciones, cuyo interés por la cultura y gestión fue decisiva para el desarrollo de grandes acciones. En una afectuosa carta, el ex intendente y actual diputado provincial, Hugo Sager lo recordó, destacando todos sus logros. 

“Hace unos días, rescaté del olvido una foto, cedida desinteresadamente por Alfredo Norniella, de un homenaje que brindáramos a Heraclio Pérez en el Congreso Nacional, allá por 1994, donde de manera imprevista estuvo el “Negro” Cristaldo. 

Al poco tiempo de aquello, de una visita a Puerto Tirol del propio Heraclio y del empuje de otro Bordón (Manolo), nació la idea que concretáramos: el homenaje al Hachero Desconocido. Y de aquel encuentro surgió la idea del Festival del Taninero, que revalorizara a Puerto Tirol, desde nuestro chamamé emblema. 

Nos llevó unos años vencer el “no se puede”. Sin embargo, venciendo prejuicios, se puso en marcha. Y llegó la Fiesta Provincial del Chamamé. Y llegaron los hermanamientos con brasileños y paraguayos. Y armar el Primer Museo. Y recuperar un espacio (finalmente cedido al Municipio) para la Cultura: la Casa del Bicentenario, única en su tipo en la provincia. Y llegaron los muralistas, atraídos por Quique Yorg, llenando nuestras paredes de arte y colores. Y llegó La Maraña, espacio cultural y de encuentros musiqueros, junto a Walter. En todas estas acciones estuvo Alfredo Bordón, a quien los tiroleros debemos agradecer y rendir un justiciero homenaje. 

Hoy no puedo estar allí físicamente, pero quiero expresar, a quienes seguramente disfrutarán este momento, mi agradecimiento personal por el incondicional apoyo brindado a la cultura tirolera, al chamamé y a los amigos. Aun cuando no pensáramos igual, supimos encontrar los puntos de coincidencia y trabajar por un mejor Puerto Tirol. Adonde estés ¡salud, amigo Alfredo Bordón!”

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry