Los médicos explicaron que el niño de 8 años "está evolucionando favorablemente, tanto en los parámetros clínicos como de laboratorios".

La madre del nene de 8 años que tuvo hepatitis aguda grave y que fue trasplantado ayer en Rosario agradeció este miércoles a la familia del donante y a los médicos por salvar a su hijo.

"Ayer estaba destrozada, pero ahora estoy muy tranquila", sostuvo visiblemente emocionada Roxana, la madre del nene que tuvo que ser trasplantado de urgencia en el Sanatorio de Niños de Rosario.

Y agregó: "Estoy super contenta con los médicos y la familia del donante porque era una situación muy complicada y le salvaron la vida a mi nene".

Si bien la intervención quirúrgica resultó exitosa, el equipo médico mantiene un prudente optimismo ante un caso de extrema gravedad, mientras el nene se recupera en la sala de cuidados intensivos.

La mujer también comentó cómo vivieron los días previos al trasplante: "Mi marido no pudo porque tenía hígado graso, mi sobrino tampoco porque tenía una arteria (sic) y cuando estábamos esperando otros estudios llegó esto, que para nosotros fue un milagro".

En tanto, Lisandro Bitetti, uno de los cirujanos que realizó el trasplante explicó: "El paciente está evolucionando favorablemente, tanto en los parámetros clínicos como de laboratorios que se siguen en la sala de terapia intensiva".

"Por ahora salió todo como estaba planeado en la cirugía. El chico viene mejorando hora a hora. Igualmente, lleva menos de 24 horas el trasplante, por lo tanto hay que ser prudentes. Sigue siendo un caso crítico al que hay que seguir muy de cerca", concluyó.

 

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry