Con una inversión de casi 765 millones de pesos, el beneficio alcanzará a 110.000 familias chaqueñas. Las y los destinatarios, con un monto de 45.000 pesos, podrán acceder a productos frescos de proveedores locales para mejorar su calidad alimentaria. Fueron dados de alta niños, niñas y adolescentes, que pudieron recuperarse gracias al diseño e implementación de políticas nutricionales.

El gobernador Jorge Capitanich y la vicegobernadora Analía Rach Quiroga junto a la ministra de Desarrollo Social, María Pía Chiacchio Cavana, participaron de la evaluación del funcionamiento de la Tarjeta Tuya AlimentAR del Nuevo Banco del Chaco que alcanza a 110.000 familias chaqueñas, garantizando el derecho social a la alimentación. Además, otorgaron certificados de alta del Programa de Bajo Peso a 1240 pacientes recuperados.

“Estamos haciendo el seguimiento y la provisión correspondiente para lograr que este año tengamos la meta de erradicar la desnutrición” dijo Capitanich, durante la jornada realizada en el polideportivo Jaime Zapata, en donde además se entregaron Tarjeta Nutrición a 200 organizaciones, a través de las cuales se alcanzarán a 10.000 niños, niñas y adolescentes en situación de vulnerabilidad.

“El Estado provincial promueve garantizar 12 derechos y uno de los cuales es el derecho a la alimentación y en este marco, el programa de Seguridad Alimentaria consiste en la asignación de 10.000 millones de pesos por año con el objetivo de garantizar la tarjeta Tuya Alimentar con financiamiento nacional para 110.000 personas”, explicó el mandatario respecto a las tarjetas entregadas.

El programa en diversos dispositivos: en comedores escolares asiste a 231.535 titulares de derecho por una inversión de 1.400 millones de pesos; 70.000 familias alcanzadas, a través de una red de abastecimiento a organizaciones de la sociedad civil por 700 millones de pesos anuales; atención focalizada a 1.400 personas celiacas por una inversión de 64 millones de pesos; y a 5.300 niños, niñas y adolescentes con bajo peso por 115 millones de pesos.

En esta ocasión, fueron beneficiadas 200 organizaciones con las tarjetas Nutrición, que alcanzarán a 10.000 niños, niñas y adolescentes. El plástico, destinado a organizaciones civiles, clubes y comunidades religiosas, permitirán un menú nutricional diseñado por la Unidad Provincial de Seguimiento Nutricional. “Las organizaciones pueden diversificar los alimentos, pero porque un merendero es un espacio de contención afectivo, otros reportes adicionales como ayuda escolar, asistencias complementarias para lograr una política dinámica”.

Con esta tarjeta que cuenta con un monto de 45.000 pesos, podrán adquirir productos frescos para mejorar la calidad nutricional de los niños, niñas, personas con discapacidad y embarazadas, que asisten a diversos merenderos y comedores comunitarios.

Con una inversión de 764.364.000 pesos, serán 165.820 destinatarios y destinatarias, de las cuales 161.134 son niños y niñas de hasta 14 años, 963 niños y niñas con discapacidad y 3.723 mujeres embarazadas.

Participaron de las entregas el ministro de Planificación, Economía e Infraestructura, Santiago Pérez Pons; el presidente del Directorio del Nuevo Banco del Chaco, Federico Muñoz Femenía; el subsecretario de Economía y Políticas Sociales del Ministerio de Desarrollo Social, Juan Diego Luna; y la subsecretaria de Niñez, Adolescencia y Familia, Graciela Cavana.

Altas nutricionales

“Dimos certificados de alta para 1.240 personas de 0 a 1 8 años que mejoraron peso y talla y salieron del estado de desnutrición en el que se encontraban” explicó el mandatario, señalando que estas personas estaban incluidas en el Programa de Atención Focalizada para personas con bajo peso que lograron recuperar el peso adecuado y salir de la situación de desnutrición.

En este sentido, “nosotros tenemos unidades de monitoreo y seguimiento nutricional en 63 lugares de la provincia con el objetivo de establecer un mecanismo de seguimiento nutricional” remarcó el mandatario. Estas unidades de Seguimiento Nutricional cubren a 5300 niños, niñas y adolescentes (1240 que fueron dadas de alta en este primer semestre). La Nación, por su parte y sus mediciones, tiene 3.700, relevando casos de niños de 0 a 5 años de edad.

“Estamos haciendo el seguimiento y la provisión correspondiente para lograr que este año tengamos la meta de erradicar la desnutrición y sabemos que es un tema dinámico de bajas y altas, y no debe haber peor frustración para un padre de no poder darle de comer a sus hijos”, expresó Capitanich y remarcó que se trata de entender e interpretar situaciones de contexto social y “es lo que estamos haciendo nosotros”.

Por último, el mandatario remarcó que “del 18% de la indigencia en las mediciones del INDEC de 2019, bajamos a 10% y este semestre bajaremos cada vez más para lograr tener un mecanismo donde la erradicación de la indigencia y del hambre sea una política de Estado”.

Gestión pública de calidad para mejorar la calidad de vida

La ministra de Desarrollo Social María Pía Chiacchio Cavana se refirió a las entregas y explicó que “esto hace que el Estado este presente de una mejor forma, que pueda llegar a los barrios de forma inteligente y apostemos a la gestión pública de calidad que es lo que venimos haciendo”. En esta primera entrega, se beneficiarán a 200 organizaciones a través de las cuales se alcanzarán a 10.000 niños, niñas y adolescentes en situación de vulnerabilidad.

“Mejorar la calidad nutricional es el gran objetivo para reducir problemas de inseguridad alimentaria”, dijo Chiacchio Cavana; y en este sentido, se refirió a las entregas de altas nutricionales y remarcó que estas personas que pudieron “recuperar su peso con calorías necesarias y eso permite lograr una mejora en los programas de seguridad alimentaria”.

Tras el acto, Saúl Saucedo de la fundación La Buena Guía de Barranqueras, graficó la importancia de la iniciativa. “La tarjeta permitirá que los chicos puedan comer frutas, y reforzar las raciones de almuerzo y merienda”, señaló. La organización que contiene a más de 100 chicos, además presta colaboración a otros dos merenderos “Ayudar es vivir” del barrio Ciudad de los Milagros y “Sonrisas Solidarias” en el lote 296. “Estamos muy agradecidos. Es un alivio que no ayuda a seguir ayudando”, finalizó.

En el mismo sentido, Nelson Quintana, del merendero #TodosPorEllos, señaló que la tarjeta será de gran ayuda para la atención de más de 200 chicos de 4 barrios. “Nos costaba llegar para poder cargar la olla para los chicos. Con esto, van a poder contar con platos de comidas sustentables, con raciones de distintas carnes, frutas y otros alimentos”, señaló.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry